13.11.2012

Posted on Actualizado enn

Ya me puedo acostar: ya he aprendido hoy una cosa más: afortunadamente (aunque sólo sea por no tenerla que nombrar) no padezco de Trezidavomartiofobia. Vamos, que hoy es martes y trece y me acabo de enterar; cosas de vivir a ratos en la inopia, donde el calendario y el horario no se estilan…

Y es que coinciden el martes, el día que cayó Constantinopla, en el que en Babel tuvieron que pedir traductores; el día del dios de la guerra, el del planeta rojo de la sangre y la violencia… con el sospechoso número 13 que despierta un terror irracional -en caso de miedosos cristianos- porque el 13º apóstol era Judas, el traidor; o para los seguidores de la cábala porque se enumeran 13 espíritus malignos o para los vikingos porque en una cena de dioses en el Valhalla, Loki, el espíritu del mal, era el 13° invitado o para los tarotistas porque es la carta de la muerte… el caso es que, entre unos y otros, hay más triscaidecafobos de los que imaginamos, porque en muchos aviones no hay fila 13, ni planta 13 en los hoteles; bueno, de hecho en Madrid hay muchos hoteles que de la 6ª o la 7ª para arriba ya no tienen ninguna ¡!

En fin, que con la sal a mano y tomando las precauciones básicas para hoy (ni casarnos, ni embarcarnos), si tenemos la suerte de cara, nos enfrentaremos mañana a un miércoles 14, que de ese nadie dice nada y a saber… Buenos días!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s