19.03.2014

Posted on Actualizado enn

De la noche a la mañana, el paseo de acceso a la piscina donde voy, ha sufrido una grata transformación: han abierto un restaurante kebab con pequeñas mesas dispares en su idílica terraza; a continuación, una floristería rodeada del aura mágica de los colores de sus flores y, algo más allá, una tiendecita de no se sabe qué que rezuma encanto vintage… Todo muy bucólico, todo muy fantástico. Tan fantástico es, que todo es mentira.

Frente a ese despliegue de armonía visual han aparecido también unos focos más grandes que yo y cámaras y cables por todas partes ¡El paseo se ha convertido en un set de rodaje! Y no es que me moleste el constante trasiego de técnicos y actores o tener que pedir permiso para pasar; lo que no les perdono es la decepción, el breve espacio de tiempo en que tomé la ilusión por realidad; aunque cierto es que ver un kebab idílico debería haberme hecho sospechar… Bueno, pues ahora resulta que la primavera me la ha jugado exactamente igual: el buen tiempo también era una ilusión y hoy -que además de felicitar a padres y Josés, despedimos el invierno- me entero de que el sol y el calorcito se van con él… Qué barato sale ser cruel.

Luces, cámara, acción y…. ¡Miércoles! Buenos días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s