28.03.2014

Posted on Actualizado enn

De estas cosas que tienes delante de las narices pero se te escapan…

Hora 8:40, lugar: Metro de Madrid, línea 1. Suena en el vagón, presumiblemente desde un teléfono móvil, una especie de concierto de versiones en el que un grupo -al que a pesar del volumen alto apenas se oye entre los fervorosos gritos del público- se dedica a cantar los 45 primeros segundos de canciones bastante conocidas que van desde distintos éxitos pop más o menos recientes hasta ‘la cucaracha’. Todos los pasajeros intentamos averiguar, con distinto grado de disimulo, de dónde procede el ruido y la mayoría de miradas convergen en el tipo que tengo sentado enfrente; lo curioso es que este tipo no lleva ningún teléfono en las manos y que él también parece buscar el origen de la música, de lo que el resto de viajeros cotillas y yo deducimos que no debe ser el culpable y desviamos inmediatamente las inquisitivas miradas hacia arriba (¿será música ambiente?), abajo (¿de las vías? Imposible) y los lados, donde el resto de viajeros también rastrean -cada vez más moscas- el origen del dichoso soniquete… En este punto del trayecto, el pasajero sentado delante de mí (alias el primer y principal sospechoso), saca el móvil del bolsillo de su cazadora, le da a un botón, corta la puñetera tortura musical, se levanta y se va ¡! Se va a tomar por culo, espero; porque si era poco maltratarnos los oídos, nos maltrató el instinto y el poder de deducción, lo que viene a ser clavarle alfileres entre las uñas al Colombo que llevamos dentro y eso es de ser muy, pero que muy MALO

Así es que cuando esa misma tarde vi una especie de boda supercolorida y bullanguera en una Oficina de Atención al Ciudadano y a un anciano que cojeaba, pero sólo tres pasos sí y tres no, ya no me molesté ni extrañarme ¿para qué? A lo mejor soy yo, que me encuentro cosas raras porque me dedico a observarlas. Puestos a dedicarse a la contemplación igual me hago nipona y celebro hoy el Hanami, la tradición que hay en Japón de observar la belleza de los cerezos en flor…

Viernes. Feliz San Cástor (y Pólux), buen fin de semana y buenos días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s