anestesia

16.10.2013

Posted on Actualizado enn

Qué penita me dan los meteorólogos de este país.

Después de cinco años de carrera de las chungas (tienen que estudiar física, ya sabéis) y una dura oposición seguida de un curso selectivo adicional de 9 meses, cuando por fin tienen trabajo los encierran en cuartuchos oscuros sin ventana; es más, los trasladan hasta allí en furgonetas cerradas y con una capucha en la cabeza: en aislamiento total…
Sólo así se explica que a las 8 de la mañana no tengan ni puñetera idea de qué tiempo hace en la calle!! Ninguno, oye. Que consulto la página del AEMET, la de yahoo, y tengo el telediario puesto y ninguno ha sido capaz de decirme el tiempo que hacía hoy en Madrid cuando he salido de mi casa¡! Sol. Me prometían sol con alguna nube dispersa y, cuando según salgo por la puerta, me encuentro en Mordor: todo era gris oscuro y con niebla. Menos mal que, al menos, nadie ha intentado quitarme el anillo…

16 de octubre. Hoy celebramos que, hace 167 años, el doctor William Thomas Green Morton empleó por primera vez el éter como anestésico, dando origen a la cirugía sin dolor. Según mi dentista, esto y no los transplantes son el gran avance de la medicina moderna, porque sin anestesia no habría manera de convencer a ningún vivo de clavarle un bisturí…

Una pena que otras afecciones que cursan con dolor no puedan recurrir a ella y tengan que anestesiarse a golpes de voluntad y sentido del humor… Miércoles. Buenos días!!

Anuncios