arena

01.08.2014

Posted on Actualizado enn

El reloj de arena nos cabecea otra vez de un lado, acabamos de darle la vuelta: julio se ha quedado vacío y agosto viene con 31 granos. Y aunque quizá debiera estar tan contenta, dando saltos, porque las vacaciones se están acercando, la verdad es que me hubiera gustado alargarlo.

No es que no me apetezca la holganza estival, que por supuesto. Pero es que el modo más seguro de que algo se termine es empezarlo, mientras que no hay desgaste durante el tiempo que pasamos esperándolo con ganas por anticipado… En un mundo en el que se prefiere lo inmediato, yo siempre he gustado de relamerme antes, como los gatos.

Para el caso supongo que da lo mismo. De preferencias no entienden los calendarios. Toca arrancar la hoja queramos o no queramos y, en este blog, comienza el horario de verano. El gato salta de los teclados a los tejados y hasta que no vuelvan las rutinas, no volveré a publicar a diario. Dicho de otro modo: vuestro apoyo constante también merece un descanso. Disfrutadlo. No estaré muy lejos… En algún alféizar…. Curioseando.

Viernes muy viernes. Muy buenos días!!

3

Anuncios