Bahaí

09.07.2013

Posted on Actualizado enn

Lo suyo es saber vestirse para cada ocasión y adaptarse a cada situación, pero a mí se me ha ido la mano y, aunque no profeso la fe Bahaí, hoy estoy celebrando el día sagrado del Martirio del Báb por todo lo alto: tras perder el otro día un breve rifi-rafe con una escalera de granito resbaladiza, ando un poco patapalo y con la rodilla izquierda hecha un adefesio, pero el auténtico martirio es que ahora parece que en lugar de una rodilla tenga un ariete, con el que me empeño en tantear la solidez de cajones y esquinas que se me pongan por delante, de tal manera que tengo en la citada articulación una protuberancia en forma de huevo (huevo tamaño L, no esos pequeñajos de granja ecológica) que siempre parece estar ardiendo (de lo que deduzco que ya es un huevo duro) y que convierte cada flexión de mi pierna en un auténtico martirio… De hecho sólo puedo conducir en cuesta abajo, para no meter ninguna marcha y sólo bajo las escaleras con barandilla en la que pueda poner las posaderas y dejarme caer como si de un tobogán se tratase ¡!

Tengo serias dudas sobre que el médico -al que por supuesto no he ido- fuera a recetarme descanso prolongado sobre tumbona caribeña (que es lo que me arreglaría del todo) pero, afortunadamente tampoco tengo prevista para los próximos días ninguna actividad que implique una posición orante sobre hinojos, así es que espero que la cosa vaya mejorando. Si no, me extraigo el huevo y me lo ceno en ensalada…

Martes, Fiḍál, el día de la Gracia. Buenos días!!

29.05.2013

Posted on Actualizado enn

La fecha de caducidad ha caducado. Creía que yo era la única valiente que se atrevía a abrir un yogurt pasada la fecha que aparece en la tapa, olerlo y, en caso de no observar microorganismos creciendo en su interior, comérmelo; pero por lo visto el escuadrón de aventureros del yogurt caducado somos legión y, además, hemos ganado la batalla: ya no aparecerá la fecha “de caducidad” si no de “consumo preferente”. Esto significa, básicamente, que los que antes lo tiraban lo van a seguir tirando pero, los que nos lo comíamos hasta 10 meses después, podremos acallar las recriminaciones de nuestros preocupados familiares…

El caso es que éste tipo de cambios en la norma me hacen muy feliz en la medida en que se aplica el sentido común del que las administraciones parecían habernos absuelto. (Además del común) Tenemos 5 sentidos, no? Pues tal vez podemos usarlos: mirar, oler, tocar y probar, para decidir si un alimento se puede consumir o no, que nadie se ha muerto por comerse un copo de avena rancio ¡! Por ejemplo, el otro día, desgraciadamente, tuve que tirar tres patatas, pero no lo hice porque empezaran a criarme flores -cosa que me pareció algo extraña pero muy decorativa- si no porque olían a muerto, estaban blandas como una esponja y tenían un caldillo sospechosísimo debajo, pruebas irrefutables de que su vida útil había expirado.

Y es que en un mundo donde tantos pasan hambre y la FAO acaba de recomendar la ingesta de insectos para paliarla, lo que se nos debería poner verde es la conciencia cuando desperdiciamos un alimento.

29 de mayo. Día grande para los seguidores del calendario bahaí, que celebran la Ascensión de Bahá’u’lláh al Ridván, donde probablemente nada caduque. Y es para celebrarlo, que se vende muy caro el paraíso… Buenos días!!

23.05.2013

Posted on Actualizado enn

167 balas atravesaron -hace hoy 79 años- la carrocería del Ford V8 robado en el que Clyde Barrow y Bonnie Parker esperaban escapar una vez más. Pero esa mañana la pareja de delincuentes no salió de aquella carretera secundaria donde el ex Ranger Frank Hamer y la policía de dos estados les habían tendido una emboscada. Acababan ahí las peripecias de la famosa banda de forajidos de la Norteamérica post Gran Depresión que ya en su momento despertaron simpatías con aroma a Robin Wood a pesar de los cadáveres con que sembraron sus aventuras.

Y es que parece una curiosa contradicción cómo a ‘los malos’ siempre les encontramos el lado bueno (que si Bonnie nunca llegó a disparar un arma y sólo planeaba los atracos, que si Clyde en realidad no era ningún sanguinario y sólo mataba cuando se veía acorralado…) y sin embargo a ‘los buenos’ siempre les encontramos algún pero (que si arriesgó su vida sólo por obtener reconocimiento o me ha cedido el asiento sólo porque se baja en la próxima parada), como si necesitáramos siempre de lo uno y su opuesto, como esa manzana que tiene por sombra una pera… Contradicciones y, probablemente, inherentes a nuestra propia naturaleza.

Jueves y 23 de mayo. Feliz día sagrado de la «Revelación de El Báb» a los que siguen el calendario bahaí. Buenas días y, sin embargo, buenas tardes…

manzana sombra pera