bloqueo

02.10.2013

Posted on Actualizado enn

Esta mañana he sufrido un caso agudo y repentino de bloqueo de armario. ¿Que qué es? Pues una afección femenina (no es que afecte a todas las mujeres, pero la mayoría la hemos padecido en alguna ocasión y, aunque se han consignado algunos casos en hombres, la mayoría ellos son genéticamente inmunes a sus brotes; de ahí lo de femenina) que te imposibilita la toma de decisiones en cuanto a vestuario se refiere, de tal manera que no puedes vestirte porque no tienes ni pajolera idea de qué ponerte.

Habitualmente cursa con síntomas de observación intensa del interior del armario con cara a cuadros y/o de pánfila. Suele afectar también al sector zapatero, de tal manera que, cuando parece que ya se han pasado sus efectos y has conseguido sumar dos y dos en cuanto a prendas se refiere, te das cuenta de que la suma no te cuadra con el calzado, con lo que la enfermedad se vuelve a manifestar con intensidad renovada.

Suele ser frecuente en los cambios de estación, aunque no está demostrada su correlación con los síntomas gripales que aparecen también en esa época del año.

Pero lo realmente grave de ésta patología es que carece de cura; tienes que rendirte a que el tiempo pase inexorable y se te haga tarde y, sólo en ese momento, logras superarla con gran desasosiego. En ocasiones funciona como remedio paliativo darse dos o tres cabezazos contra la pared para despejar el bloqueo pero, desgraciadamente, hoy celebramos el Día Internacional de la No Violencia por Resolución 61/271 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, por lo que me he visto obligada a soportarla hasta sus últimas consecuencias.

Espero que no sea contagioso. Miércoles. Buenos días!!