cuántica

12.12.2012

Posted on Actualizado enn

Que más quisiera yo que tener claros los fundamentos de la física cuántica y desmenuzarlos aquí como los expuso Max Planck allá por el 1900 cuando sentó las bases de la física moderna… Pero me traicionan la estructura mental y el bagaje, y divago cuando leo que “la radiación electromagnética es absorbida y emitida por la materia en forma de cuantos de luz o fotones de energía mediante una constante estadística” y yo no visualizo más que otras materias, orgánicas y terminadas en piel, que absorben de forma no sólo constante si no inalterable cuanto magnetismo pueda una irradiar. Y, como en la teoría del alemán, “al ser imposible fijar a la vez la posición y el momento de una partícula, se renuncia al concepto de trayectoria; quedando regido el movimiento de una partícula por una función matemática de probabilidad”, y yo me siento menos mecánica pero más cuántica que el propio Planck porque hay partículas que matemáticamente se me escapan y soy incapaz de fijar, que varían de trayectoria alejándose del rumbo cuanto mayor es la proximidad y que saben burlar con pícara sonrisa todas las leyes de la probabilidad.

Así es que de todo eso tan complejo no vamos a hablar. Hoy sólo toca felicitar con envidia mal disimulada a Marconi, que un 12 de diciembre de 1901 logró la primera comunicación radiofónica transatlántica, porque la que suscribe, que se precia de comunicativa, se sigue estampando -como la cuántica- contra la interacción gravitacional. Miércoles. Virgen de Guadalupe (dame la mano?). Buenos días…