dedos

02.10.2014

Posted on Actualizado enn

Ya he contado alguna vez la pasión que sentimos en mi oficina por el reciclaje del papel, que usamos los folios hasta que el blanco original no se ve. Lo que no sabíamos nadie es que, algunas veces, esta sana costumbre trae un plus de entretenimiento, como descubrimos ayer.

Ayer, al ir a fotocopiar no sé qué documento, descubrí que la trasera de la hoja era especialmente bonita y colorista. Resulta que era una reproducción de ‘Le Rêve’ de Picasso y, aunque ya conocía el cuadro, nunca me había fijado con tanto detalle en él…

El sueño, dice. Jejejeje. Y unas narices! Sí, sí, si la muchacha estará soñando, pero a ojos vista está con qué. Si lo miras en posición vertical, ya tiene algo de sospechoso dónde reposan sus manos, la sonrisa satisfecha y ese pecho que se le ha escapado del vestido pero, si giras la imagen 90 grados a la derecha ahí sí que se ve bien…

Lo veis? O es fruto de mi mente enferma? Como si de una ilusión óptica se tratase, donde parecía haber un ojo izquierdo de cara picasiana aparece clara(y erecta)mente un pene y donde antes había sonrisa ahora hay lengua juguetona que lo acaricia. Amén de las manos, que tienen un dedo de más, fruto probablemente de no parar de moverse ¡! Total, lo dicho, que Marie-Thérèse estaría soñando, vale; pero que el sueño era caliente y se masturbaba, también! Picasso tenía que ser!!

Analizar y disfrutar del arte. Alguien os había explicado antes ese beneficio del reciclaje? Pues ya lo sabéis… Jueves. Buenos días!

Le Rêve Picasso

Anuncios

27.01.2014

Posted on Actualizado enn

Andaba yo hace unos días quitándole las espinas a un cabracho que acababa de cocer, quemándome los dedos y embadurnada de restos de pescado hasta las cejas, mientras removía el arroz con el pié izquierdo y pelaba un ajo con el derecho y pensando ¡Ay que ver, estoy yo como para salir en el Masterchef!

Y es que en vacaciones tuve que tragarme uno de esos programas -en su versión infantil- para evitar un sorprendente ataque de cólera de mi hermana Jimena, que no consintió que pusiéramos una peli (aunque fuera de dibujos) durante las 5 horas que duraba el espacio. Lo fabuloso a mis ojos no es que una panda de mocosos cocinen divinamente, si no lo profesionales que son!!

Hombre, que yo no lo hago mal; que el día que os cuento improvisé un rissoto porque había descongelado cabracho en lugar de merluza (de las etiquetas que se despegan con el frío también deberíamos hablar en algún momento), pero soy una cocinilla de andar por casa, si me meto entre sartenes y fogones no luzco en cámara: me mancho, lloro con la cebolla, se me cae el trapo, me llaman por teléfono  ¡coño que se me quema el arroz!, estornudo ¿donde está el pañuelo?, este tallarín está vivo, mejor echo el dedo…que como nos decían de pequeños: con los deos, se hacen los fideos!! O no?

Lunes, toca echarle los dedos a la quinta semana del año; ánimo con eso. Feliz San Dacio y buenos días!!