desaparecidos

26.05.2014

Posted on Actualizado enn

Ayer -avatares de la vida y de los procesos electorales- acabé comiendo sola en un tailandés que, en condiciones habituales de compañía, me encanta.

Y no es que ayer no me gustara: la brocheta con salsa de cacahuetes y los tallarines salteados con cebollino estaban exquisitos, como siempre, pero pecaban de exceso de soledad, que no es lo mismo comer sola en un restaurante un lunes (en el que se te presupone una vida activa y un trabajo cercano), que un domingo, que estás rodeada de parejas y reuniones de amigos…

Para colmo, tenía enfrente un cuadro gigante con una composición pictórica altamente sospechosa: una escena pretendidamente oriental en la que a la izquierda podían observarse unas figuras de aire religioso acercándose a un templo y, a la derecha el interior de ese templo… donde se aprecia que también había figuras humanas pero han sido borradas; no sé si eliminadas a conciencia o sustraídas por la corrosión que presentaba el lienzo.

El conjunto resultaba inquietante porque el resto se ve perfectamente a pesar del deterioro. Pero los humanos se han desvanecido dejando por única huella borrones blancos en el cuadro; como el vivo recuerdo de la futilidad del ser humano, como si fuera sencillo olvidar que alguien ha existido… O como si cualquiera pudiéramos desvanecernos por arte de mala magia, si seguimos comiendo solos un festivo.

 

Lunes de resaca de partido y partidos, cuando lo que de verdad está hecho trizas son mis pies (y mis sentidos). Buenos (post)días!

Cuadro Thai

20.03.2014

Posted on Actualizado enn

No sé cómo estaréis viviendo vosotros la desaparición del avión malayo, pero en mi trabajo se ha convertido en el culebrón sobre el que compartimos las últimas noticias y especulamos cada día a punta mañana para empezar la jornada laboral.

Hemos pasado de la teoría originaria de la abducción alienígena a la de la conspiración para la repoblación de la china rural, sin descartar que estén en la isla de Lost, en un mundo paralelo del que nadie ha oído hablar. Una pena que Expediente X haya caído en el olvido ya, porque a Mulder y a Scully les iría el caso como anillo al dedo.

Lógicamente, nos achanta la posibilidad de que al final la cifra de pasajeros sea una cifra de víctimas, pero mientras nada se confirme, los seguimos dando por vivos y defendiendo la idea de que manden a un comando de madres en su busca, que esas son las que encuentran todas las cosas…
La verdad es que la cosa tiene tela; que buscando los restos han llegado a encontrar varias agujas del pajar. Yo sigo pensando que antes o después aparecerá, se conocerá toda la historia y tendrá una explicación racional pero, de momento, en este limbo en el que simplemente no están, todo es posible, cómo si fuera la novela de intriga en la que estoy segura que algún escritor avispado ya ha empezado a trabajar… Sólo espero que la que escriba la realidad se quede en thriller y no en drama.

Jueves. A las 17:57, primavera. Feliz equinoccio y buenos días.

20.06.2013

Posted on Actualizado enn

Los Cuatro Vientos que le daban el nombre se lo llevaron volando a los anales de la historia y de los misterios sin resolver un día como hoy, hace ya 80 años.

Después de haber capeado tormentas y dificultades entre Sevilla y La Habana, logrando cubrir la mayor distancia en vuelo sobre el océano Atlántico hasta entonces, el capitán Barberán y el teniente Collar confiaron en seguir teniendo la suerte de cara y el viento a favor, emprendiendo la segunda etapa de su aventura hacia México… pero nunca más se supo; desaparecieron los tres (avión y tripulantes) en el trayecto y desaparecidos siguen a día de hoy. Y es que, por lo visto, la suerte es voluble y no está atada a nadie por cadena perpetua; a veces nos protege en lo más arduo y nos traiciona en lo inesperado, dejándose llevar por alguno de esos cuatro vientos…

El “Cuatro Vientos”

Jueves. 20 de junio como el pueblo argentino y San Macario; en su honor, hoy queda terminantemente prohibido depilarse esos pelillos incipientes y punzantes de las piernas. Que ustedes tengan buena fortuna con sus vientos y muy buenos días…

PD.- Hoy me he puesto para comer El Árbol de la Vida, de Terrence Malick. En el minuto 00:25:19 he sentido la imperiosa necesidad de contarlo.

¿Cómo puede ser que unas imágenes tan hermosas, unas palabras tan musicales y una banda sonora tan mística, cuando las combinas, den como resultado una película imposible? Imposible de ver, quiero decir. Que me gusta lo que veo, pero no me da la paciencia para verlo durante dos horas y cuarto que dura!! Y la gente que fue a verla al cine? Alguno logró no echarse una cabezadita al abrigo de la oscuridad de la butaca?? No me lo creo… Pero me jode tanto dejarla a medias!! Es demasiada poesía para dedicarle mis cinco sentidos, así es que voy a ir fregando y haciendo mis cositas mientras la no-veo…

El Árbol de la Vida

05.12.2012

Posted on Actualizado enn

El 5 de diciembre de 1945 cinco bombarderos TBM Avenger de la marina de los Estados Unidos se perdieron durante un vuelo de entrenamiento en el Triángulo de las Bermudas y aún no han sido encontrados, dando lugar al mito del Vuelo 19 y, como no, a la polémica: los que creen en la existencia de más cuatro dimensiones piensan que es en una de ellas, paranormal, donde acabó el escuadrón; los escépticos que se estamparon y se hundieron hasta el fondo y los pragmáticos, liderados por la Agencia de Seguros Lloyds, que existe la posibilidad de que cinco aviones desaparezcan, pero que -estadísticamente- no es más probable que lo hagan en el famoso Triángulo… Por mi parte no sé qué pensar: no padezco de parapsicofilia aguda, pero el escepticismo recalcitrante tampoco me convence y la vida me ha demostrado empíricamente que hay cosas que desaparecen (véase el misterioso caso de mi pasaporte), incluso personas que se evaporan también, pero puede que los de Lloyds tengan razón y no sean casos exclusivos de las Bermudas…

Y como este fascinante abanico de posibilidades merece una reflexión más severa, voy a introducirme en una chistera y desaparecer los cuatro días del puente, a ver si encuentro la cuadratura del triángulo, aunque haga frío para ponerse en bermudas.

Miércoles. San Sabás (Sí, San Sabás, turco y anacoreta para más señas). Para los que les traiga al pairo los triángulos y las desapariciones, pueden conmemorar el 79º aniversario de la abolición de la Ley seca, que a mi bien me gustaría apuntarme y hoy no puedo (¿vale aplazarlo?). Buenos días.