dinero

28.10.2015

Posted on Actualizado enn

De alguna manera que no acierto a comprender, facebook debe saber no sólo que este fin de semana me he ido a coger setas, si no que mi intento ha sido infructuoso y no había ni una, porque ayer empezaron a aparecerme en el muro anuncios de una empresa -ecológica, sostenible y estupendísima- que me quiere vender setas sin nacer para que yo las haga florecer.

Entendámonos, la idea me parece fetén (fetén es como decían ‘cojonudo’ nuestros padres): tú abres el saquito, lo remojas bien y, si lo sigues pulverizando con agua, las setas aparecen. Bien. Vale. La coña llega cuando descubres que el ecológico cultivo es verde -fundamentalmente- por el aroma a euros que desprende… Obtienes, con suerte, 700 gramos de seta normal y corriente por el nada módico precio de un billete de vente. Amén de privarte del paseito campestre.

Vamos, que el experimento de recogedor doméstico de hongos es del mismo género tonto que los huertos urbanos comerciales: te sale -euro arriba, euro abajo- a cojón de pato silvestre. Y ya sabéis lo que la OMS dijo ayer: de carnes rojas, niente!!

Esta última gracia de los científicos, por cierto, creo que me ha puesto el colesterol por las nubes porque el teléfono se me llenó ayer (imagino que a vosotros también) de lonchas de panceta, cerditos de Jabugo y manifiestos en defensa de sus carnes. Y para colmo, hoy rematan la noticia diciendo que recomiendan ingerir insectos y carnes de laboratorio, que son mucho más sanas ¡Seguro!

 

Vamos, que sin menospreciar ningún alimento -ya sabéis que buena boquita tengo- no me pienso privar de despacharme a gusto con mi propio comunicado:

 

Estimados doctores de la OMS, frente a su menú degustación de estofado de probeta con setas de cartón y grillos de guarnición, yo les ofrezco un chuletón. ¿Qué les dice el menos común de sus sentidos que es mejor?

 

Por Dios… ¡Los estudios científicos nos pillen confesados! ¡Si de chorizos está el mundo lleno! Miércoles. Buenos días.

05.10.2015

Posted on Actualizado enn

Tengo catarro.

Bueno, ya lo tengo un poco menos pero todavía soy todo moco.

Ya sé que en sí mismo no parece un acontecimiento digno de mención pero como llevaba aproximadamente siete años sin constiparme, tenía que contarlo.

 

Después de días rondándome, el viernes -para hacer la gracia en fin de semana- me atrapó por completo y creedme que daba mucha pena verme. A pesar de no soltar de la mano mi pañuelito de papel, la incontinencia nasal era imparable… Cuando agoté las reservas de celulosa de mi bolso descubrí que la bayeta de microfibra es mucho más útil para estos menesteres pues, además de secarte las narices con más suavidad, cuenta con la ventaja de que se puede escurrir y volver a utilizar.

 

Pero es que además de los inconvenientes catarrales que ya conocía, me he dado cuenta que el constipado ataca sin piedad tanto tu imagen pública (la gente te mira mal), como tu precaria economía… A la vista de mi (mal) estado, decidí aprovechar el paseo para lucirme en una farmacia y suplicar un antigripal de esos tan maravillosos que tanto anuncian por estas fechas y cuando me dijeron el precio es cuando me acabaron de rematar. ¡¡8 euros del ala por 10 sobrecitos de nada!! ¿Disculpa? Dame una caja más pequeña, espeté, que no creo que esté 10 días constipada. Y me dice el farmacéutico que no, que la dosis es de un sobre cada 8 horas!! Joder, vaya clavada!!

 

Lo más grande es que el dichoso milagro de medicamento que parece que me está arreglando el trancazo, me ha desarreglado el estómago y llevo dos días con más momentos All-Bran de los que mi cisterna es capaz de desaguar, así es que me temo que tendré que volver a dejarme expoliar en la farmacia para cortar la algarabía… Madre mía! No sabía lo que me ahorraba cuando no me constipaba!!

 

Lunes. Buenos días.

16.01.2015

Posted on Actualizado enn

Hace poco discutí con mi hermana porque para un trabajo que tenía que hacer para el cole sobre tradiciones españolas, ella eligió (atentos….redoble de tambores….que será será) ¡los toros y el flamenco! Ole, ole y ole. Dado que vive en Málaga y en su colegio se crían guiris como champiñones, le parecía que ir a los clásicos era lo más seguro ¡! Yo me cabreé por el uso pernicioso de topicazos y porque no tuviera el valor de arriesgarse en su tarea para ser mínimamente original, pero no hubo suerte. En eso no se parece a mí (en lo cabezona sí).

El caso es que de lo que no se ha dado cuenta mi hermana, sí se han dado cuenta los qatarís: lo más tradicional en este país no son capotes, castañuelas ni paellas. Lo autóctono aquí es nuestro sentido del humor y nuestra capacidad de animarnos ante cualquier chaparrón. De ahí que para el mundial de balonmano nos hayan contratado como afición. Así, a golpe de talonario! Qué tenemos? Dinero. Qué nos faltan? Aficionados. Dónde están los buenos, los más entregados y bullangueros? En España. Pues nos los compramos!! Y a Qatar se han ido -a gastos pagados- una peña al completo. Sí señor. Y por qué narices de estas ofertas de empleo no me entero yo??

En fin, que es viernes y pronostican mal tiempo; el momento perfecto para demostrar que se puede hacer un chiste también con ello… Buenos días!

16.07.2014

Posted on Actualizado enn

Será por los avances, por el precio del dólar o por la presión asiática, pero me da la impresión de que, últimamente, el precio de la tecnología ha vuelto a dar un salto hacia abajo, no? Tengo un catálogo del hiper de turno entre las manos y los televisores, por ejemplo, están tirados. EBook, tablets y dispositivos de memoria igual, muy buenas rebajas.

 

Pero amigo, esto no significa que la pasta que te ahorras te la vayas a quedar… de eso nada! Ahora, cada cacharrito que te compras lo tienes que complementar: fundas, cables, soportes, altavoces, cargadores de mesa, de coche, bases de carga, pinchos, tarjetas, gafas 3d, guantes ‘touch’, batería externa, interna, a medio internalizar, extensión de garantía y hasta apartamento en la playa. Toma ya! Más gadgets que el inspector que los inventó. Ahora cambiar de móvil es lo de menos; tiene un coste X y ya está. Pero con los 10 de esto, 30 de lo otro y 15 de lo de más allá, incrementamos gradualmente el precio y, encima, sin protestar.

 

Nos engañan como a chinos (aunque esos no se suelen dejar engañar) y nosotros dando palmas por lo barato que nos hemos comprado el aparato… Os lo digo de verdad, si la política es el arte de tener entretener al pueblo a nivel gubernamental, imaginaros lo que es la ‘política comercial’ ¡!

 

Miércoles. La X de una semana caliente. Buenos días!!

01.07.2014

Posted on Actualizado enn

Ya sé que ahora el sector es muy liberal y cada tienda puede ponerlas cuando le dé la gana pero, para las clásicas como yo, hoy empiezan las rebajas. Y esto que para algunos no pasa de noticia de relleno al final del telediario, para mí supone el inicio de una época de gran peligrosidad; corro el mismo riesgo que los pollos en Navidad: acabar desplumada.

Porque esos cartelitos en rojo, esos porcentajes del 50 y el 70 con el menos delante, ejercen el mismo efecto sobre mi estructura mental que las luces de las recreativas sobre los ludópatas y los cerebros jugosos para los muertos vivientes antes de que los llamaran caminantes: me atraen hacia ellas…

Mmmm… Rebajas… No es lo mismo pagar 20 por una camiseta sin más, que pagar 20 y que tenga un 40 tachado detrás! En el segundo caso, te lo compras sin pestañear y ahí reside la gran trampa, en permitir que el gen consumista se acueste con el gen de economizar: acabas con más bolsas de las que puedes acarrear, con más camisetas de las que te caben en el cajón y con el saldo de la cuenta por debajo de la línea de flotación.

Y no importa que no salgas ex profeso a por ellas, es que en cuanto pones un pie fuera de casa, ellas te buscarán. ¿Los tiempos muertos? Fatal, siempre hay una tienda cerca ¿Quedamos a tomar una caña? Error, los escaparates te acechan. ¿Voy a dar un paseo? Anda ya! Quién pasea en julio? En realidad vas a comprar… Y sí que es cierto que a veces hay alguna ganga, pero son gangas que en realidad no te hacían falta!!

Así es que me este año he pensado que si lo primero que me compro en oferta es una buena venda, igual me doy algún piñazo, pero me ahorro lo demás!! ¿Tienen antifaces en rebajas? Martes. Buenos días.

12.03.2014

Posted on Actualizado enn

Reconozco en mí misma algunas aversiones que, aunque quizá sean algo infantiles, tienen su explicación, verbigracia, la de ir al dentista. Me da miedo. Pero es normal, porque sabes de antemano que un trance agradable no es (será, en el mejor de los casos, neutral). También entran en ese grupo consultar el extracto del banco cuando le has dado cera a la tarjeta, tirar una cebolla que se te ha puesto mala en la nevera, cocer una coliflor, cantarle a la vecina cotilla las merecidas cuarenta… Esas cosas.

Lo que no logro explicarme es la manía que le he cogido a ir a la peluquería. No es que esa actividad me haya gustado nunca, es verdad; pero tampoco puedo alegar que el contacto de la tijera con el pelo me duela. Y, sin embargo, no voy. Aún teniendo una enfrente de casa. Creo que la última vez que fui se llevaban los pantalones campana…

Necesito un corte de pelo más que el rey una muleta, tengo las puntas abiertas aunque me embadurne de crema y las capas ya no son tales, hace mucho que son greñas; cada vez que me desenredo rompo un peine y el otro día un chaval me pidió un autógrafo pensando que era el guitarrista de Metálica… Pensaba esperarme a que pasara la Semana Santa porque mi look a lo ‘Cristo en la cruz’ es apropiado para esas fechas, pero como sigo sin encontrar las bolsitas de lavar, sospecho que puedan estar escondidas entre los rizos de mi cogote, así es que cualquier día de estos iré a que me desbrocen. Ya veréis como aparece en las noticias que la selva amazónica se reduce ¡!

Miércoles. ¿Será hoy? Hoy no. Mañana será otro día; o pasado… Buenos días!

31.01.2014

Posted on Actualizado enn

Viernes. Se nos acaba la semana y el primer mes del año. Si todo va según el plan, mañana será sábado (y febrero); tendremos que sincronizar los relojes: el mío relincha y marca 4712. Le digo que está loco, que la cabeza se le ha ido y él reconoce que tiene las tuercas en la luna porque está celebrando el año nuevo chino. Que es la fiesta de la primavera y que todos sabemos que eso el mecanismo altera… Y tiene toda la razón, no se puede discutir con un reloj.

Así es que, con vuestro permiso, mi menda se suma a la celebración: a ver dónde me como unos buenos dumplings y, sobre todo, a quien engaño para que me regale un sobre rojo bien hermoso, que aunque no es mi año (yo soy dragón), el caballo es símbolo de aquellos que avanzan confiadamente hacia su destino, y no me parece un mal sitio al que ir.

Buenos días, feliz finde y Gong xi fa cai a todos, amigos.