estudios

15.12.2015

Posted on Actualizado enn

Normalmente, a los estudios pseudo científicos estos que antes rodaban por el correo electrónico y ahora anidan en cualquier rincón del Facebook no suelo ni creerlos ni prestarles mayor atención, pero el otro día tropecé con uno que me ha encandilado.

 

Resulta que científicos de la Universidad de Stanford han determinado que se produce una correlación negativa entre las horas de sueño y el Índice de Masa Corporal, de tal manera que estos señores de reputada carrera e intachable trayectoria, han dedicado sus esfuerzos y trabajo a limpiarme a mí de mala conciencia y darme la excusa perfecta porque así -amparándome en sus conclusiones- los kilos que me sobran no son por dar rienda suelta al hedonista placer de llevarme una delicia a la boca, si no a la involuntaria desgracia de dormir menos que una farmacia.

 

Pero eso no es todo… Por lo visto, también influye negativamente en la presión arterial, el estómago, el páncreas y los reflejos, que según dicen, se igualan a los de alguien que ha bebido cinco copas (¡!)

 

Ergo, estas Navidades, cada vez que beba una cañita, echaré una cabezadita; que me paso con el tostón, me duermo un siestón y caso de que se me vaya la mano con el ron o el turrón, le pienso echar la culpa al colchón!!

 

No sabéis que paz me han dado los de la bata blanca y el doctorado. Y así, si duermo tranquila, me quito un peso de encima!

 

Martes de aproximación a la Navidad. Cuidado! Que como dice una amiga mía, cuando termina el adviento, empiezan las tempestades. Buenos días!

Anuncios

16.10.2013

Posted on Actualizado enn

Qué penita me dan los meteorólogos de este país.

Después de cinco años de carrera de las chungas (tienen que estudiar física, ya sabéis) y una dura oposición seguida de un curso selectivo adicional de 9 meses, cuando por fin tienen trabajo los encierran en cuartuchos oscuros sin ventana; es más, los trasladan hasta allí en furgonetas cerradas y con una capucha en la cabeza: en aislamiento total…
Sólo así se explica que a las 8 de la mañana no tengan ni puñetera idea de qué tiempo hace en la calle!! Ninguno, oye. Que consulto la página del AEMET, la de yahoo, y tengo el telediario puesto y ninguno ha sido capaz de decirme el tiempo que hacía hoy en Madrid cuando he salido de mi casa¡! Sol. Me prometían sol con alguna nube dispersa y, cuando según salgo por la puerta, me encuentro en Mordor: todo era gris oscuro y con niebla. Menos mal que, al menos, nadie ha intentado quitarme el anillo…

16 de octubre. Hoy celebramos que, hace 167 años, el doctor William Thomas Green Morton empleó por primera vez el éter como anestésico, dando origen a la cirugía sin dolor. Según mi dentista, esto y no los transplantes son el gran avance de la medicina moderna, porque sin anestesia no habría manera de convencer a ningún vivo de clavarle un bisturí…

Una pena que otras afecciones que cursan con dolor no puedan recurrir a ella y tengan que anestesiarse a golpes de voluntad y sentido del humor… Miércoles. Buenos días!!

04.12.2012

Posted on Actualizado enn

Pues el caso es que ésta mañana tenía yo muchas cosas que contar, que hoy es Santa Bárbara, de esa que sólo nos acordamos cuando truena (aunque hoy no se prevea tormenta), la que da nombre a la cámara donde se guardaba la pólvora en los navíos y tal… Pero se me han ido el tiempo y las intenciones. Y sólo me apetece hablar del tránsito de Venus, aunque no sea la primera vez que lo haga.
Será porque me gusta Venus, porque siempre estoy en tránsito, por vocación de reincidente o porque me ha cautivado la figura de Jeremiah Horrocks: clérigo, matemático y astrónomo brillante que, pese a haber vivido tan solo 22 años, logró dejar huella a través de sus observaciones celestes cuando, el 4 de diciembre de 1639, fue el único capaz de predecir y observar el paso de Venus entre la tierra y el sol.
No está mal para el chaval que se costeó sus estudios en Cambridge mediante tareas domésticas, para ese jovencito que -en lugar de memorizar como un loro- se cuestionó las tablas que estudiaba y que para observar un tránsito de Venus que nadie esperaba tuvo que construirse su propio telescopio, no?
Y es que parece que, a veces, el brillo de algunas mentes no encuentra excusa para no relucir.
Busquemos ‘Pronto’ y paño y a ver qué podemos sacar… Buenas tardes!!