forro

09.02.2015

Posted on Actualizado enn

De aquella excursión que hice el año pasado al Ensanche de Vallecas en pos del consumo de gangas de la que vosotros no os acordareis ya, me traje tres cosas a destacar: una toma de contacto con una zona de Madrid que no conocía, una jarra de cristal para el agua y una sábana bajera de tejido polar.

De lo primero ya os hablé en su día, lo segundo no creo que dé para mucho comentar (cristal, tapón de acero, capacidad de 1,2 litros, muy mona, no la uso… Ya está), pero lo de la sábana polar no me lo puedo callar.

¡Por Dios! ¿Cómo eran nuestras vidas antes de que se inventara el forro polar? ¿Cómo superábamos el invierno? ¿Qué nos poníamos para ir a la montaña?
Me confieso ferviente admiradora de este tipo de tejido: abriga, no pesa, lava fenomenal, no se plancha, es ecológico y tarda poco en secar. Suave, gustosito y transpirable. Más que un tipo de tela, es un milagro. Y para colmo de bienes ¡es barato!

Jerséis, pijamas, gorros, guantes, calcetines, pantalones, sabanas, batas, mantas y la hija fea de ambas, la batamanta. Todo es mejor si es polar.
Vale que es sintético, inflamable, no estiliza nada la figura y se fabrica con Tereftalato de polietileno (un polímero plástico derivado del petróleo con un nombre insufrible) pero ya me diréis si no es mejor reciclar cuatro botellas que seguir cazando visones para despellejarlos!!

¿Frío yo? ¡Nunca! Vendí mi Damart y ahora uso un forro polar. Lunes. Buenos días!!

27.02.2013

Posted on Actualizado enn

Esta mañana Madrid ha sufrido una especie de Navidad extemporánea: ha nevado (aunque no ha terminado de cuajar). Algunos piensan que todo se ha puesto blanco para celebrar nosequé del fútbol de ayer, pero no; no ha sido por eso. En realidad es culpa mía, es porque (casi) he terminado de pintar y así es como yo lo veo todo ahora: blanco!!

27 de febrero. El día en que en el año 380 Teodosio decretó que el Cristianismo era la religión oficial del Imperio Romano y el mismo día en el que, en el año 1767, Carlos III expulsó a los jesuitas de todos los dominios de la Monarquía española… Mira, una de cal y otra de arena, como la canción de Maná. Ah no! Que la canción era ‘de mar y arena’!! Pues casi que el mar lo dejamos para mejor ocasión, que con este frío presta más sumarse a la celebración yankee de hoy, que es el Día del Oso Polar.

Miércoles, San Procopio Decapolita y un frío que congela las intenciones; suerte con lo del oso; yo creo que usaré el sucedáneo: el forro… Feliz día del Forro Polar. Buenos días!!