juego

13.07.2015

Posted on Actualizado enn

Algunas veces derrapo en mi propia libido que se desata, se descontrola e incluso se derrama en los bajos fondos de mis nocturnidades. Aunque la noche no sea imprescindible en tales hazañas. Es la imaginación y no la hora del día la que peca de procacidad. Siempre he pensado que el mejor cine porno se proyecta dentro de la cabeza. Y es porque la mente -además del metro de Madrid- vuela. Y es capaz de volar a bajo coste, además; despega con una mirada un tanto pícara o un ligero roce de pieles que puede ser inocente.. O no. Y es de ese “o no” de dónde el sexo se cuelga. Se cuelga, se columpia y se balancea. Como un pulso que se hace impulso naciendo de una sutileza y que comienza a crecer detrás de las cejas para acabar retumbando entre las piernas. Como una tormenta. Una tormenta eléctrica que maximiza los receptores nerviosos de tus extremidades, de tal forma que percibes con claridad meridiana el abismo de tres milímetros que os separa. Dos brazos o dos piernas que, en una curva un poco más fuerte, se rozan ligeramente de forma tan poco inocente…

Pero Despeñaperros ya no es lo que era; las curvas son más suaves y cuando abres los ojos por completo y te detienes a observar con atención al objeto de tu deseo te das cuenta de que es precisamente eso: un jarrón, como cualquier otro, incluso tirando a feo. En el que tienes clarísimo además que no quieres poner tus flores. Y que lo que te ha dejado sudando desde fuera hacia dentro no era la compañía si no el propio juego.

Un curioso efecto. Pero es que a los que tenemos tendencias ludópatas nos pasa de vez en cuando eso…

Lunes. La semana comienza. ¿Echamos los dados? Buenos días!!

13.05.2014

Posted on Actualizado enn

Todavía hay gente que se sorprende del éxito de los juegos como el Candy Crush y a mí, la verdad, lo que me fascina es que se sorprendan.

 

El Candy y todos los de su familia son un excelente ejercicio de inactividad mental, la imprescindible válvula de escape para las preocupaciones que nos rondan por la cabeza… Que estoy echando cuentas y la nómina no me llega: una partidita! Que he discutido con fulanito o menganita: a jugar! Que quiero escribir sobre algo pero no lo acabo de hilvanar: me cargo unas pocas gominolas y respiro! Que llevo dos horas fregando y barriendo y estoy hasta el moño de parecer cenicienta castigada: me siento, un cigarrito y a pasarme el siguiente nivel!

 

Lo que es muy raro es que los psicólogos no manden estas actividades como terapia, que deberían. Porque no significa que uno no vaya a seguir echando cuentas, limpiando, escribiendo, estudiando o lo que haga falta; sólo es que -de vez en cuando- nuestro estado de ánimo necesita pensar que la vida es tan sencilla como, simplemente, juntar unas cuantas bolitas del mismo color para que desaparezcan. De alguna manera  esperamos que todos nuestros problemas desaparezcan igual: haciendo crush.

 

Y quizás haya alguien con la vida tan regalada que no necesite de estos inventos. Y los hay que utilizan otros métodos -véase el que se engancha a la telenovela, al Hola, o los que reconocen ‘ahogar las penas en el alcohol’- pero, mientras no olvidemos que detrás del próximo nivel hay cosas que debemos resolver, no vamos mal. De hecho a mí todo me va razonablemente bien… y voy por el nivel 380!!

 

Martes y 13… mal día para tener una boda en Tanger. [Crush] Buenos días…

02.12.2013

Posted on Actualizado enn

Ea, pues ya llegó. Para todos aquellos que, en un alarde de clasicismo, aún tenemos un calendario de papel colgado en la pared, llegó el momento de su última mutilación: diciembre. El mes de la cuenta atrás: en 29 días estaremos a tiro de 12 uvas de esa tierra ignota a la que llamamos 2014.

Diciembre… qué pereza. Que luego todo va llegando y se va llevando, pero visto así, desde el borde del precipicio antes de empezar a rodar, la parafernalia de estas fiestas da un poco de vértigo y otro poco de desgana. Es más, se me ha ocurrido que ya que voy a escribir hoy a Nintendo para felicitar a la Wii que cumple 7 añitos, les voy a proponer un juego simulador de la Navidad, que lo del tenis y el boxeo en la consola está muy bien pero muy visto: yo creo que triunfarían con un juego de plataformas en el que un ciudadano corriente con un sueldo medio tiene que llegar al 7 de enero sin perder la salud ni el dinero en el intento (del amor no digo nada, que ese va por otros derroteros). Sí, sí, lo veo: pantallas en las que esquivas un pavo gigante mientras te ametrallan a polvorones, otras en las que borras mensajes de felicitación a toda velocidad antes de que se te colapse el teléfono y otras en las que huyes a la carrera de un muñeco diabólico de nieve disfrazado de Papá Noel. Con extras y bonus en los que llueven poinsetias y luces led…

Increíble, creí que las grapas solubles eran la patente de mi vida pero veo que no, que la fortuna me está esperando a la vuelta de cualquier esquina! Y sin lotería!! Lunes. Buenos días…

07.11.2013

Posted on Actualizado enn

 Joviales justas de judías con jamón.Jueves. Buenos días!!

Jueves