luna

15.04.2015

Posted on Actualizado enn

El otro día -y previo requerimiento de la Agencia Tributaria- me tocó bucear en los archivos informáticos de la oficina a la caza y captura de un impuesto del año Maricastaña. Parece mentira, no me acordaba yo pero, en el año 2001, estábamos en bragas! (en bragas telemáticas, digo). Odisea en el espacio? No, no. La odisea de ir despacio, será; porque no os hacéis una idea de cómo ha cambiado el cuento de la informática nuestras relaciones con la Administración.

 

Ya no hablo del ámbito personal, ni sociológico de la era de la información. Doy por hecho que todos tenemos asumido nuestra cuarta dimensión tras la pantalla plana de un teléfono o un ordenador (sabiendo que si haces el payaso vas a acabar en formato avi, si haces un posado en jpg y si bebes en 16:9). Hablo de algo tan complejo y tan sencillo como cruzar datos, por ejemplo (eso que los más cotillas hacen tan bien en Facebook).

 

El paso fiscal del papel al archivo de datos es abrumador. Mucho más que el que dio en la luna Neil Armstrong (si es que lo dio, que ahora que está de moda Jerónimo Tristante os recomiendo a ese respecto un libro suyo: 1969. Ahí lo dejo). Y pienso que lo más gordo está aún por venir, a medida que se desarrollen bases de datos compatibles… Es como si se compararan automáticamente las versiones que -de cada historia- le das a  tu madre, tus amigos, tu jefe, tu médico, tu novio, tu marido y tu amante bandido (y te sancionaran por las diferencias!!).

 

Terrorífico.

Aunque si no ocultas nada, no… Los voluntarios para tirar la primera piedra que vayan cruzando sus datos.

 

Miércoles. Buenos días!!

14.07.2014

Posted on Actualizado enn

Algo tiene la luna llena.
Luz.
Magia.
Encanto.
Un rostro.

La de este fin de semana me ha trasladado de Burgos a Arizona (baby) al doblar una curva de la carretera. Curioso, pero cierto. De esto que vas tú tan tranquila comentando cómo han crecido en 15 días los girasoles cuando aparece al fondo una luna gigante saliendo por el gran cañón… Frenazo y foto, por supuesto. Aunque el objetivo sea muy pobre recogiendo la mística del momento.

Y no puedo asegurar que nuestro satélite despierte a los hombres lobo porque no lo he visto (que más quisiera yo que ver a Lobezno, aunque fuera de refilón), pero sí que me ha dado lo que toda princesa desea ¿Dejar de presentar el telediario? ¡No! Un sapo. Uno bien lustroso puesto como por ensalmo en medio del camino ¿Para guisarlo? ¡No! Para besarlo. Porque es bien sabido que cuando vuelcas en un sapo todo tu amor se rompe el encantamiento y se convierte en un macizorro encantador. Sorprendente, pero cierto. Lo malo es que éste ha sido mi primer sapo, me pilló desentrenada y se me escapó: yo me lancé con los labios por delante en postura ‘boquita de piñón’ y creo que se asustó… Lo bueno es que ahora estoy segura de que los sapos existen (no como Teruel, que no me consta) y sólo tengo que pulir mi técnica para besuquearlos.

Y es que cuando la luz plata de la luna baña el mundo, la noche se ve mejor; tiene menos ciencia y más ficción, el corazón aúlla pidiendo cuentos en los que el sapo sea más guapo y cariñoso y el final feliz se alcance en el preciso instante en que te sientes como una princesa en el gran cañón… con un girasol.

Lunes capicúa y semana nueva de sol lleno. Qué alegría! Buenos días!!

Burgos Arizona luna llena

22.07.2013

Posted on Actualizado enn

El mes pasado, coincidiendo con la luna llena, tuve un momento ‘teoría de la conspiración’ total en el que escribí unas palabras que no me cuadró publicar, pero que ahora comparto:

“No he leído ninguna noticia al respecto pero, en este mismo instante estoy viendo la luna y la luna es más grande, creo que está más cerca de la tierra. Es más, desconozco si es consecuencia de lo anterior o de algún otro fenómeno que nos haya sido ocultado, pero está también más nítida. Distingo perfectamente las manchas de su cara y la boca ligeramente entreabierta. Me preocupa un poco ser la única en la calle que la observa tan fijamente”

Bueno, pues parece que mi percepción sensorial no está tan mal, porque me han dicho que sí se produjo un fenómeno por el que nuestro satélite se percibía hasta un 20% más grande!!

Con estos antecedentes hoy –luna llena también- os cuento que me he encontrado en el metro con una persona que no era de esta época: llevaba un buen disfraz de vaqueros y camiseta con el móvil en la mano izquierda y el abono en la derecha; de rasgos asiáticos, rostro envejecido y cuerpo recogidito y juvenil, pero su expresión permanentemente sorprendida y fascinada le delataban. Jamás había visto a nadie que destilara tanto anacronismo como ese señor; así es que he deducido lo evidente: que venía de otro tiempo o de otra galaxia porque no creo que los pasillos del metro puedan despertar semejante reacción.

22/7 = Feliz día de aproximación de Pi. Feliz luna llena. Bienvenidos seres de otro contexto (creo que a veces soy uno de vosotros) y buenos días!!

02.01.2013

Posted on Actualizado enn

Madrid me ha recibido esta mañana con una niebla y una temperatura heladora que, francamente, no me merezco. Y no me consuela saber que un día como hoy en 1920 en Argentina se registró la temperatura máxima en la historia de ese país: 49,1°C; y otro tanto en 1960 en Australia con 50,7ºC, porque en este hemisferio lo que toca por estas fechas es lo de esta mañana: fríos y escarchas que nunca me convienen.

Intentaré atemperar los rigores climatológicos con cuanta celebración podamos poner por delante y la que hoy toca es recordar a Louis Daguerre que un 2 de enero de 1839 -dándome por dos palos del gusto- tomó el primer daguerrotipo de la Luna. Ergo, brindo hoy… por los fotógrafos selenitas.

Miércoles. Santa Emma (¿Las Emmas en el santoral y las Vanessas no?). 2013 ya ha empezado. Buenos días!!

 

14.11.2012

Posted on Actualizado enn

Efectivamente, hoy es miércoles 14 y nadie teme ni habla de este hermano pequeño del martes 13, igual que nadie suele hablar del Apolo 12, segundones en el hito de llegar a nuestro satélite. La misión fue lanzada un 14 de noviembre de 1969, tan solo unos meses después de su famosa antecesora y permitió a Pete Conrad hacer la gracia cuando fue a echar el pié sobre la superficie lunar: ‘Uau tío, esto ha sido un paso pequeño para Neil, pero sin embargo ha sido un paso muy grande para mi’ (él era más bajito).

Pero segundas veces no son tan jugosa noticia aunque lleven chiste incorporado, y no generan tanto comentario, debe ser por eso que hoy no he escuchado a nadie en el metro hablando de Conrad y la luna; por eso o quizá porque hoy hay muchos hablando de otra celebración, de hecho esta mañana en Atocha había unos cuantos, que estaba el ambiente tan relajado como una espalda con quince contracturas… Seguro que algo tiene que ver que hoy no podamos ser dulces, porque es el Día Mundial de la Diabetes… Pues tendremos que buscar la manera de arreglarlo con sacarina, no?

San Sidonio. Buenos días.