misterio

09.02.2016

Posted on Actualizado enn

No es raro que se te pierda un pendiente… Lo raro es que lo pierdas en un sitio y te aparezca en otro a 30 kilómetros de distancia.

Tampoco es tan inusual que tres seises se crucen en tu camino; pero resulta un tanto extraño que una cifra tan alusiva y capicúa no pare de florecer en cada cuenta que echas.

Y más teniendo en cuenta que todo comienza cuando tu compañera de trabajo sospecha que tiene un demonio escondido en su urbanización (a eso atribuye el portero los misteriosos ruidos nocturnos de desconocida procedencia) en la que, además, se han reproducido extraños casos de urticaria…

A todo esto, y por amenazas reiteradas de la citada compañera vecina de Belcebú, he tenido que ver (yo solita) la sexta temporada de The Walking Dead; que me estaba resistiendo porque, aunque no sea terror extremo ni mucho menos, ver tanto muerto fuera del cementerio con la única compañía de un cojín tras el que esconder la cara al miedo, es un trago duro de echarse al coleto.

El caso es que debo haber madurado porque mirad qué bien lo estoy llevando ¡! He descubierto que es el exceso de atención lo que me induce al pánico. Si aprovecho el rato de la serie para pintarme las uñas o fregar los cacharros, ni me entero. Será cosa de repartir los afectos, que siempre me ha parecido lo más sano.

Será que -igual que está pasando en las Bolsas internacionales y los mercados financieros- el miedo engendra miedo y los paños calientes te pueden acabar quemando. Así es que ya sabéis: a distraerse con otros entuertos, que parece que ahí está el secreto!!

 

Martes. Buenos días!

13.05.2015

Posted on Actualizado enn

Os garantizo que no recibo comisión de ninguna agencia publicitaria; ni he hecho promesa alguna a la Virgen de la Santa Propaganda; ni es mi objetivo en la vida manteneros informados periódicamente sobre los anuncios de la red de metro. Pero es que mi famoso pasillo no tiene desperdicio… Otra vez!!

 

Ahora resulta que a algún lumbreras se le ha ocurrido forrar el suelo como si fuese una carretera y sembrarlo de frases crípticas “Nos escuchan”, “Nos vigilan”, “Nos controlan”… Pero la peor, que te encuentras en cada extremo del pasillo es:

 

“No hay salida”

 

¿No hay salida?

¿Y se les ocurre ponerlo en un acceso al metro?

He visto gente preguntando que en ese caso dónde iban, gente allí parada con gesto de desconsuelo, incluso gente llorando porque quería salir ya del metro.

 

Imagino que el claustrofóbico diseño del pasillo tendrá que ver con la serie nueva que promociona, que por lo visto produce Shyamalan (ese chaval con cara de indio despistado, apellido imposible y más de cinco sentidos, al que los críticos condecoran o vapulean según les da la ventolera) y que tiene pinta de ser algo así como La Cúpula pero sin cúpula. Un día de la marmota geográfico, supongo…

 

Vamos, que la serie pinta bien para los que somos aficionados al misterio; pero que el mayor misterio para mí, es saber quién diseña estas campañas para mi pasillo del metro…

 

Miércoles. Esperemos que haya salida y lleguemos pronto al viernes. Buenos días!!

Wayward Pines metro 1 Wayward Pines metro 2

20.11.2014

Posted on Actualizado enn

Ya sé que su nombre no es un mero eufemismo pero empiezo a sospechar que mi tarima flotante flota demasiado; especialmente por algunas zonas en las que piso y me siento como en aquel anuncio de Philadelphia: en una nube.

 

Por un lado me preocupa enormemente por si me supone algún tipo de desperfecto que haya que solventar a golpe de euros pero, por otro, desata mi imaginación más desbocada… Y si debajo del suelo se esconde algo? Un tesoro, el pozo mágico de los deseos, el pasadizo al país de Nunca Jamás, un camino secreto a alguna estación abandonada del metro…

 

La lista de posibilidades es tan larga como inverosímil pero, cada vez que pongo un pie en el suelo y las tablas se ríen de la ley de la gravedad, intuyo que esconden algo más de lo que su aspecto de listones de madera inocentes hace sospechar.

 

Ya, ya. Me he dejado embriagar por tanta literatura y tanto cine de búsquedas, conspiraciones y aventuras ‘Planeta Agostini’ (en cómodos fascículos para que puedas resolverlas tú mismo y te suba el ego-Indiana hasta los mismísimos Jones); pero es que debéis reconocer que desde hace unos años el género literario ‘levante su tarima flotante y encuentre el mapa del manuscrito secreto con la formula de la Coca Cola’ es el más prolífico en las librerías!

 

En fin, que por más que quiera tener la cabeza sobre los hombros y los pies en el suelo, cuando el suelo flota, no hay nada que hacer. No sé si que hoy sea el Día del Niño tendrá algo que ver… Jueves. Buenos días!!

20.03.2014

Posted on Actualizado enn

No sé cómo estaréis viviendo vosotros la desaparición del avión malayo, pero en mi trabajo se ha convertido en el culebrón sobre el que compartimos las últimas noticias y especulamos cada día a punta mañana para empezar la jornada laboral.

Hemos pasado de la teoría originaria de la abducción alienígena a la de la conspiración para la repoblación de la china rural, sin descartar que estén en la isla de Lost, en un mundo paralelo del que nadie ha oído hablar. Una pena que Expediente X haya caído en el olvido ya, porque a Mulder y a Scully les iría el caso como anillo al dedo.

Lógicamente, nos achanta la posibilidad de que al final la cifra de pasajeros sea una cifra de víctimas, pero mientras nada se confirme, los seguimos dando por vivos y defendiendo la idea de que manden a un comando de madres en su busca, que esas son las que encuentran todas las cosas…
La verdad es que la cosa tiene tela; que buscando los restos han llegado a encontrar varias agujas del pajar. Yo sigo pensando que antes o después aparecerá, se conocerá toda la historia y tendrá una explicación racional pero, de momento, en este limbo en el que simplemente no están, todo es posible, cómo si fuera la novela de intriga en la que estoy segura que algún escritor avispado ya ha empezado a trabajar… Sólo espero que la que escriba la realidad se quede en thriller y no en drama.

Jueves. A las 17:57, primavera. Feliz equinoccio y buenos días.

12.11.2012

Posted on Actualizado enn

Hoy podría ser el día no del agua, si no de las cosas que están en ella -visto que el líquido elemento tiene por estos lares tantos detractores que dicen bañarse en gin-tonic-. Y es que hoy, además de cumplir 76 añitos el Puente sobre la Bahía de San Francisco que, en ese momento , fue el más largo del mundo y, en este momento, sigue conservando una silueta espectacular, también cumple años la primera fotografía tomada al monstruo del Lago Ness. Parece que fue un robado y no un posado porque al animalito no le gustan los retratos y a pesar de las hordas de periodistas y criptozoologos que lo han intentado, una foto así tipo póster, como las del puente, no la hay. Quizá gracias a eso aún mantiene el estatus de misterio y leyenda, lo que le sería imposible si fuera -como otros- semana sí, semana no portada del National Geografic… Ni para soñadores ni para vendedores de llaveros puede la lógica vencer al mito, que de algo hay que vivir.

Y esto nos lleva a la tercera y última cosa hoy que está sobre el agua, aunque poquito: tan solo 5 metros por encima está Tuvalu, el país-isla que hoy celebra su Día del Príncipe de Gales y que se gana la vida vendiendo dominios web terminados en .tv. Mientras Nessi se quede en Escocia y no dé un coletazo cerca de los atolones, la cosa no anda tan mal.

Lunes, 12 de noviembre. San Josafat ¿mande? San Josafat ¿De éstos hay fotos o son también una leyenda? Buenos días…