museo

25.02.2014

Posted on Actualizado enn

Sufro de un fuerte conflicto de intereses que socava día a día mi moral: mi velocidad media al caminar es incompatible con la de mi calle, donde moran los únicos caminantes de Madrid que no tienen prisa: los turistas…

El turista es ese ser que, aunque tenga siete títulos universitarios y un trabajo de responsabilidad en su país natal, en el momento que viene al tuyo parece faltarle un hervor. Hay, además, características comunes al turista general y otras específicas según se trate de turista de playa o de ciudad: los de playa se distinguen por el tono de su piel (que suele ser de intenso rojo cangrejo), su atuendo de vivos colores y sus horas intempestivas de almorzar.

El turista de ciudad, sin embargo, goza de otras peculiaridades… Para empezar, lo fotografía todo, igual le da que sea la fachada del Prado que la de un bloque de pisos de protección oficial (eso sin volver al fascinante caso de los asiáticos y el museo del jamón). Para seguir, carece de sensores de proximidad o los tiene invertidos; esto es, cuando te aproximas a él desde atrás no te cede el paso jamás, aunque pongas suavemente una mano en su brazo para hacerle a un lado, será como el barco de Chanquete: no se moverá (o lo hará en la dirección que te estorba). Y para terminar hay que reconocerles, eso sí, una conciencia política mucho más avanzada que en España: para ellos no existe la izquierda y la derecha, por lo que pueden caminar ocupando todo el espacio vayan por la acera que vayan.

Martes. Por favor, por favor, por favor… ¡dejadme pasar! Buenos días

16.09.2013

Posted on Actualizado enn

Sabía que si os lo contaba no me creeríais, así es que me he esperado a poder aportar las pruebas gráficas que adjunto. Y ahí lo tenéis, es rigurosamente cierto: en los tour guiados para turistas asiáticos que visitan Madrid, se incluye una visita al ‘Museo del Jamón’, con explicación y fotografías conmemorativas incluidas.

Que digo yo que a ver si el traductor no era muy avispado y la palabra “museo” le ha inducido a pensar que el famoso triangulo del arte pasa por allí o que quizá hay algo en la arquitectura de la famosa cadena de restaurantes/charcutería que a mí se me escapa; o será el jamón en sí mismo lo que es un auténtico monumento… El caso es que allí tenían a media docena de angelitos de ojos rasgados haciendo el guiri de la peor de las maneras… San Cornelio nos pille confesados ¡!

Lunes y 16 de septiembre. Lo sabemos, pero no está de más recordarlo: menos coche, menos vacas, menos aire acondicionado, más desodorante de bolita y más darle a la patita. Feliz Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono y buenos días!!

Chinos museo jamon