neuronas

15.10.2015

Posted on Actualizado enn

Una cosa voy a decir hoy: harpagofito

Renuncio. Definitivamente tengo las conexiones neuronales hechas cisco y, cuando estoy en pleno acto de meditación urbanita (jugando al Candy Crush) se me viene una palabra imparable a la mente. Me ha vuelto a pasar. Así es que renuncio. Si viene, por algo será. Investigo de qué se trata, os meto la chapa y ya se irá. Con un poco de suerte al final del año, sumándolas todas, lograremos descifrar el mensaje que el oráculo nos quiera contar.

Pues eso. Que esta vez la dichosa palabra ha sido esa: harpagofito. Me voy a la Wikipedia a consultar y el resultado es de traca: planta de la familia de las nosecuál que procede del sur de África y es conocida como garra del diablo; indicada para la artrosis y las flatulencias y ligeramente antiinflamatoria, siempre que se administre por vía intraperitoneal (¡!)

¿En serio? Que no quiero pensar mal pero ¿Qué otra lectura puede hacerse? Porque sospecho yo que esta vez mi subconsciente me está mandando ‘a tomar por culo’ así, tal cual. Eso sí, con paliativos no se me vaya a inflamar!!

Va a ser que algo le he hecho. Quizás es porque le tengo con el armario en una estación que está pasada ya y las neuronas congeladas o porque la otra noche le tuve hasta las tantas buceando en mis memorias y no tiene paciencia para tanto fantasma. Eso es. Seguro. Es una venganza. Y algo de razón no le falta. Así es que nada, harpagofito a demanda!

Jueves. Sugerís alguna otra planta? Buenos días!

21.11.2014

Posted on Actualizado enn

Qué puñetas será la mente, que a veces cuando esperando un autobús miras al suelo y lo ves sembrado de cáscaras de pipas, se te llena la cabeza de imágenes de alegres praderas amarillas y caras sonrientes y otras veces, enfrentada a la misma estampa, sólo logras ver en la suciedad callejera unos pútridos deshechos rechupeteados, tostados y repugnantes… los fantasmas de lo que en otros tiempos fueron girasoles.

 

La misma materia gris e idénticas conexiones neuronales, sometidas a un mismo estímulo externo, son capaces de llegar a puertos opuestos del misterioso mar de tu propio cerebro.

 

Y sospecho que por más que la ciencia presuma de conocer lo que sucede de ojos para adentro, estamos a un largo trecho de eso. Preguntad, si no, a los que tienen a sus ancianos aquejados de demencia o Alzheimer… cada caso, un mundo. Conocemos las manifestaciones externas, pero no lo que les pasa a ellos por la mente.

 

Soñar, sin ir más lejos. Se sabe cómo lo hacemos, se definen unas fases del sueño… pero nadie sabe porqué se mete cada noche en ese berenjenal nuestro cerebro. Voy a ver si lo averiguo un día de éstos… durmiendo.

 

Viernes. El día perfecto. Que las cáscaras de pipas os devuelvan este fin de semana un bonito recuerdo. Y buenos días!

10.10.2012

Posted on Actualizado enn

Atención, que hoy viene la cosa con premio para el primero que acierte la pregunta del día ¿Quién cumple hoy 33 años? A priori y tirando de estadística podrían ser millones pero, y si pregunto ¿Quién redondito y amarillo que no para de abrir y cerrar la boca zampando puntitos, frutas y -cuando cambian de color- fantasmas cumple hoy 33 años??? Pues claro!! Pac-Man, que salió al mercado en Japón un 10 de octubre para derrocar a los marcianitos del Space Invaders con más humor y menos violencia pero que lleva desde entonces alentando a mi generación a enriquecer a psicólogos y camareros con la sola alusión de su nombre en castellano: COMECOCOS.

El caso es que por h o por b, hasta el más pintado le da de vez en cuando al engranaje neuronal para acabar con unos cuantos puntos y acorralado por los fantasmas. No puede ser casualidad que hoy sea el Día Mundial de la Salud Mental: debe ser que -en su justa medida- todo es mentalmente saludable: los puntos, las ganas de tragárselos, los quesos parlantes que los persiguen… y hasta los fantasmas!! San Samuel. Buenos días.