nubes

07.03.2016

Posted on Actualizado enn

El cielo se llena algunas veces de nubes de tormenta. No descargan lluvia porque tú no las dejas, pero ensombrecen un panorama que habitualmente te parece hermoso.

 

En esas ocasiones te gustaría tener un dispersador de vientos gigante, una especie de tubo hueco y largo al que -aplicándole el grito ese que se te enreda esos días en los pulmones- dejara claro y soleado el horizonte.

 

Pero no lo tienes. Y entonces te paras a pensar que, quizás, si en alguna bifurcación del camino que no viste hubieras tirado por un sendero diferente, hoy el paisaje sería otro muy distinto también. Pero para tomar esa ruta te haría falta una maquina del tiempo. Un artilugio con el que ir del siglo XV al XXIII fuera como plantarte en Cuenca a la hora de comer. Y aunque nadie confirma ni desmiente su existencia, el caso es que tú no la tienes.

 

Así es que la solución podría ser que tu vida estuviera escrita en un libro de los de “elige tu propia aventura” que pudieras leer con trampas: volviendo al punto de partida cuando no te convence por dónde va. Pero eso tampoco puede ser. Ni maquinas del tiempo ni libro al que engañar.

 

 

Miras tus bolsillos y encuentras lo de Manolo García: arena. ¿Y qué se puede hacer con eso? Una senda. Piensas que lo único que puedes hacer es caminar. Y andar, al fin y al cabo, sólo consiste en echar un pie delante dejando el otro detrás. Un paso, otro y otro más. Y aunque al hacerlo nada cambia, te engatusa la sensación de avanzar. Que no es lo mismo ver los nubarrones en el horizonte que encarar a frente alta las tormentas que vengan.

 

Es lunes. Y parece que se pone soleado al final. Buenos días!

27.09.2013

Posted on Actualizado enn

Después de pasarme una nochecita de aúpa robando en unos grandes almacenes forros polares y provisiones para huir al monte y así escapar de los invasores que dominan la tierra, me he despertado absolutamente trastornada, empeñada en que mi despertador era táctil y cabreada porque no se apagaba al tocar la pantalla… Vamos, que he estado un rato en ese limbo que separa el sueño de la realidad, másperdida que una docena de japoneses en el Museo del Jamón.

Pero la pesadilla ha llegado cuando he consultado la página del AEMET: lo que nos van a invadir son unas nubes más negras que el carbón que bombardearán rayos, truenos y centellas; al termómetro le va a explotar la burbuja inmobiliaria (digo otoñal) en plena cara y a mi me va a obligar a pensar con qué me vestía yo cuando no andaba cada día en sandalia y pierna al aire. Y todo esto, aprovechando que es fin de semana. ¡Venga ya! ¿Qué atracción fatal sienten las borrascas por los sábados? ¡Pues menos mal que nos tocaba el veranillo de San Miguel! Y para más INRI se celebra hoy el Día Mundial del Turismo ¡!

Menos mal que Google celebra su cumpleaños con caramelos a golpe de piñata… Viernes, buenos días y, si podéis, buen fin de semana.

14.12.2012

Posted on Actualizado enn

Siempre he pensado que me encantaría hacer el Test de Rorschach, ese en el que tienes que decir lo que ves en una serie de láminas con manchas de tinta que te enseñan. Creo que me hartaría a sacar puntos, porque encontrar dibujos escondidos en nubes, azulejos y humedades es mi fuerte. Sin ir más lejos, acabo de encontrarme en el baño de la oficina una muchacha de madre inglesa y padre coreano que mira desolada a lo lejos y, tres baldosines más allá a un irlandés de aspecto fiero pero gran corazón que tiene la nariz un poco hinchada: no sé si por un puñetazo o por mala uva genética, la verdad.

El caso es que encuentro de todo donde otros afirman que no hay nada. ¿Eso es bueno, es malo? A saber! Para mi es simplemente inevitable… y bastante entretenido. Es más, estoy deseando volver al baño a ver si encuentro -entre el espantoso estampado modelo ventisca de las plaquetas- la expedición de Amundsen, que lograba su objetivo un 14 de diciembre de 1911 y en cuya memoria se celebra hoy en Noruega el Día del Polo Sur. Y ya no sigo más, aunque de Amundsen me encanta hablar, que me acuerdo mucho de él y del pobre Scott estos días de frío, porque es muy duro seguir avanzando cuando encuentras un muro blanco frente a ti.

Viernes. Sí! Viernes y San Santiago Bernabeu (estadio), que hoy festeja los 65 años desde su inauguración. Buenos días…