Odisea

15.04.2015

Posted on Actualizado enn

El otro día -y previo requerimiento de la Agencia Tributaria- me tocó bucear en los archivos informáticos de la oficina a la caza y captura de un impuesto del año Maricastaña. Parece mentira, no me acordaba yo pero, en el año 2001, estábamos en bragas! (en bragas telemáticas, digo). Odisea en el espacio? No, no. La odisea de ir despacio, será; porque no os hacéis una idea de cómo ha cambiado el cuento de la informática nuestras relaciones con la Administración.

 

Ya no hablo del ámbito personal, ni sociológico de la era de la información. Doy por hecho que todos tenemos asumido nuestra cuarta dimensión tras la pantalla plana de un teléfono o un ordenador (sabiendo que si haces el payaso vas a acabar en formato avi, si haces un posado en jpg y si bebes en 16:9). Hablo de algo tan complejo y tan sencillo como cruzar datos, por ejemplo (eso que los más cotillas hacen tan bien en Facebook).

 

El paso fiscal del papel al archivo de datos es abrumador. Mucho más que el que dio en la luna Neil Armstrong (si es que lo dio, que ahora que está de moda Jerónimo Tristante os recomiendo a ese respecto un libro suyo: 1969. Ahí lo dejo). Y pienso que lo más gordo está aún por venir, a medida que se desarrollen bases de datos compatibles… Es como si se compararan automáticamente las versiones que -de cada historia- le das a  tu madre, tus amigos, tu jefe, tu médico, tu novio, tu marido y tu amante bandido (y te sancionaran por las diferencias!!).

 

Terrorífico.

Aunque si no ocultas nada, no… Los voluntarios para tirar la primera piedra que vayan cruzando sus datos.

 

Miércoles. Buenos días!!

Anuncios

16.04.2013

Posted on Actualizado enn

Parece que la Odisea de Odiseo acabó hoy. Un 16 de abril de hace 3191 años un eclipse solar marcó el regreso del famoso rey a Ítaca, a su hogar. Y uno piensa: pobre hombre, se pasó 10 años batiéndose el cobre en la Guerra de Troya y otros 10 para volver pero… ¡qué narices! Pobre Penélope en todo caso, que éste era de los que se iban a comprar tabaco… a Cuba; porque lo menos que se puede esperar después de pasar por tanto puerto de camino a casa es que el tipo se quede ¿no? ¡Pues no se quedó! El muy pieza se largó otra vez en pos de nuevas aventuras (también literales). Pero no hay quién le culpe, ¿Cómo puede uno sentarse en un banco del parque a echar de comer a las palomas si has visto a esas palomas volar sobre el país de los Cicones, los Lotófagos, los Lestrigones, la isla de Eolo y la de Circe?. Sólo digo que quizá se le fue la mano a Homero con el énfasis en el periplo del retorno cuando, por lo que parece, Ulises tenía la conocida enfermedad de los ojos del Guadiana y regresaba por el puro placer de marcharse otra vez ¡!

Pero vaya usted a saber, que con estos héroes todo son dimes y diretes y no puedes estar seguro de dónde comienza la historia, sigue la leyenda y termina por tener más cuento que Calleja.

Martes. San Magnus, Día Mundial de la Voz y cumpleaños del LDS. Ah! Pues eso explica muchas cosas…Cuidado con las celebraciones, que el tal Magnus parece peligroso. Buenos días!!