oficina

02.10.2014

Posted on Actualizado enn

Ya he contado alguna vez la pasión que sentimos en mi oficina por el reciclaje del papel, que usamos los folios hasta que el blanco original no se ve. Lo que no sabíamos nadie es que, algunas veces, esta sana costumbre trae un plus de entretenimiento, como descubrimos ayer.

Ayer, al ir a fotocopiar no sé qué documento, descubrí que la trasera de la hoja era especialmente bonita y colorista. Resulta que era una reproducción de ‘Le Rêve’ de Picasso y, aunque ya conocía el cuadro, nunca me había fijado con tanto detalle en él…

El sueño, dice. Jejejeje. Y unas narices! Sí, sí, si la muchacha estará soñando, pero a ojos vista está con qué. Si lo miras en posición vertical, ya tiene algo de sospechoso dónde reposan sus manos, la sonrisa satisfecha y ese pecho que se le ha escapado del vestido pero, si giras la imagen 90 grados a la derecha ahí sí que se ve bien…

Lo veis? O es fruto de mi mente enferma? Como si de una ilusión óptica se tratase, donde parecía haber un ojo izquierdo de cara picasiana aparece clara(y erecta)mente un pene y donde antes había sonrisa ahora hay lengua juguetona que lo acaricia. Amén de las manos, que tienen un dedo de más, fruto probablemente de no parar de moverse ¡! Total, lo dicho, que Marie-Thérèse estaría soñando, vale; pero que el sueño era caliente y se masturbaba, también! Picasso tenía que ser!!

Analizar y disfrutar del arte. Alguien os había explicado antes ese beneficio del reciclaje? Pues ya lo sabéis… Jueves. Buenos días!

Le Rêve Picasso

Anuncios

27.06.2014

Posted on Actualizado enn

Me doy cuenta de que ayer desaparecí sin decir ni chus, ni mus, ni bicicleta, pero -por supuesto- tiene su explicación: nos quedamos toda la mañana encerradas en la oficina.

Bueno, la puerta estaba abierta y las ventanas funcionan perfectamente pero, por cometer ese terrible pecado de cambiar de compañía telefónica, en lugar de tener servicio con las dos, no teníamos con ninguna, así es que hasta que no convencimos a un técnico -bajo coacción y amenazas- de que viniera a tocarnos un rato los cables, estuvimos de encierro comunicativo: ni Internet, ni teléfono. Sólo nos quedaba el fax como recurso (lo que hoy en día equivale a las señales de humo).

Y qué queréis que os diga, nos parecía que, siendo una oficina, iba a ser algo malo, pero tampoco es tan dramático! Sólo un poco más cansado… Trituras tus papeles, trituras los del vecino, sacas brillo a los clips uno por uno, echas unas carreras de sillas, tiras los bolis que no pintan y, cuando ya tienes todo eso hecho y estás a punto de empezar a contar las gotas de gotelé del techo, te acuerdas de que por ahí debe estar la botella de vino que sobró de Navidades y de que tu compañera tiene mucho arte, que es una maestra de las sevillanas y que si robas una flor de abajo te puedes echar unos bailes!

Al final, tan agustito, oye. Es más, tengo localizado ya el par de cables y lo de pegar un tirón y arrancarlos de vez en cuando no me parece una mala opción… Por suerte ya es viernes y podemos dedicarnos al jolgorio sin romper ninguna instalación. Feliz fin de semana, disfrutadlo mucho… Buenos días.

12.05.2014

Posted on Actualizado enn

Hoy estoy mucho más dulce. 
Estoy de lunes de miel.

No. No. Cuidado, que esto no tiene connotaciones románticas ni implica un cambio en mi estado civil. Significa, exclusivamente, que mi liquido cefalorraquídeo se ha espesado, se ha hecho melaza. Un drama. Las palabras no llegan hasta mí y a las ideas les cuesta un triunfo salir. Detrás del hueso occipital sólo se escucha un glub-glub nauseabundo y el chirrido de un engranaje que no acierta a arrancar. Hasta caminar se ha convertido en una ardua tarea para tan escasa capacidad mental.

Por Dios! Qué sensación tan mala!! Qué es lo que me pasa?

La muestra poblacional limitada a la que he encuestado a este respecto opina que -simplemente- es lunes, que es el día en que estas cosas pasan. Y razón no les falta porque en la oficina estábamos todas ligeramente empanadas (hemos perdido media mañana comparando nuestro contorno pectoral, no digo más). Pero yo creo que va a ser cosa del fin de semana, que tener invitados en casa te trastoca; aunque sea familia, aunque sean visitas deseadas… te deja baldada.

El caso es que en este modo torrija que hoy me embarga he sido incapaz de dar los buenos días por la mañana y, antes de que el sopor vespertino me vuelva a hundir las ganas, os voy deseando lo que parece que yo no tengo: un buen comienzo de semana!!

05.03.2013

Posted on Actualizado enn

Yo entiendo que tengo una relación neurótica con el papel que, en muchas ocasiones, pone de los nervios a los que me rodean, al menos a los que no he logrado ganar para mi secta… Pero no puedo (ni tampoco quiero) evitarlo. Las consignas son: ‘usar un folio en blanco es el último recurso’ y ‘una hoja sólo se tira cuando ya hemos escrito en todas sus partes, incluido el canto; de tal manera que -en el hipotético caso de que ésta se escurriera- gotearía tinta’. Que se lo digan a mi querida compañera que, en su primer día en la oficina casi pierde la vida por no saberlo… Afortunadamente ya es miembro del club y aprovecha el papel como si se estuvieran extinguiendo los leñadores sobre la faz de la tierra…

Con estos antecedentes, os podréis imaginar que yo reciclo. Me siento mejor cuando todo ese papel que no ha habido más remedio que gastar acaba en el contenedor azul y me GUSTA saber que un día puede volver a mí en forma de periódico o de libreta morada… Pues ahora resulta que no tengo contenedor azul ¡¡¡!!! Y convivo, desde hace días, con una caja de cartón del tamaño de un morlaco llenita hasta los topes de más y más cartones. Quién desconfiaba de la Justicia Divina?

Martes y Día de la Cincomarzada en Zaragoza (la típica fiesta que no te olvidas de cuando cae), además de Día del Misionero en Tahití. Cuidadito cómo celebráis esto último. Buenos días…

14.01.2013

Posted on Actualizado enn

Mira que esta mañana he estado a punto de no subir a la oficina: he pisado una mierda a la puerta y me he dicho: con la suerte que da esto, me voy a una administración de lotería y lo tengo todo hecho; pero me ha podido el sentido de la responsabilidad y así he terminado teniendo una mañana endiablada y una mancha de color marrón e indiscutible olor en el tacón de la bota izquierda.

Pero no tengo intención de invertir más tiempo lamentando la desconsideración de algunos paseantes de canes y prefiero celebrar que hoy hace 507 años que fue afortunadamente encontrada en Grecia la escultura de Laocoonte y sus hijos, el sacerdote troyano inmortalizado cuando es castigado por los dioses a morir estrangulado por serpientes marinas junto a sus dos hijos (todo por olerse el timo de los troyanos y su caballo)… un doloroso momento para él, pero un disfrute visual para el resto de la humanidad.

14 de enero. Dos semanitas nos hemos fundido ya del año nuevo; pronto para hacer compendios. Lunes (lunes de lo mismo que he pisado esta mañana) y aún así… Buenos días!!