política

22.12.2015

Posted on Actualizado enn

Tengo la manía de ver sólo un telediario al día. Por la mañana, para salir de la cama, suenan un par de alarmas y se encienden la cafetera y la tele con el volumen un poco fuerte; así -entre el olor a café y a noticias- me es más fácil volver del mundo de los sueños al de los currantes de lunes a viernes.

 

Por tanto, el noticiario que suelo ver es el mañanero de TVE 1 que dura 30 minutos, no incluye sucesos, y repiten íntegro dos o tres veces. Conozco su estructura de memoria (cabecera, nacional, internacional, el tiempo, deportes y variedades) además de la duración aproximada de cada bloque. Por eso esta mañana me he dado cuenta de que, efectivamente, hoy empieza la Navidad o al menos las vacaciones han llegado a las redacciones…

 

Para empezar, he tenido que mudarme al canal 24h porque en la Uno estaban en el especial adoración al bombo y para seguir porque le deben de haber dado vacaciones a media plantilla y todo el contenido del informativo se ha reducido a: 30 segundos de la frase de turno de cada líder político sobre los gobiernos futuros, 30 segundos del rifi-rafe en la cumbre del Mercosur, 19 minutos de topicazos sobre los previos al Sorteo de la Lotería, 8 minutitos de información deportiva (que esos periodistas no se deben ir de vacaciones por más que los equipos les inviten a comidas de Prensa) y 2 minutos del nuevo video-clip de Bloc Party. ¡¡Ole con las noticias!! ¡Vivan las fiestas!

 

Vamos, que entre la tele, el calendario que lleva hoy en la frente un copo de nieve y que me he cruzado esta mañana varios pastorcitos y algún ángel de unos 70 centímetros puesto de pie, el problema de descentramiento que os comentaba el viernes ha empezado a desaparecer. Justo ahora que el culebrón postelectoral se pone interesante! En fin, no me quejaré, que estoy segura de que nos vamos a cansar de hablar de pactos cuando pasen los Reyes. Me callo y digo lo que repetía a modo ensayo el pastorcito “¡Vaya, qué frío hace!”

 

Martes. Invierno. El gordo. Los premios, los pactos, los bombos, los hiatos y los diptongos están en el aire. Ya queda poco… Buenos días!

12.03.2015

Posted on Actualizado enn

Bien sabéis los que me habéis oído hablar alguna vez y hasta los que me leéis, que no soy yo persona delicada en esto de materializar mis pensamientos, que intercalo sin sonrojo y con poco miramiento palabras de un lado u otro del diccionario: un vocabulario más o menos biensonante con algún que otro taco.

Y no lo escondo ni pido perdón por ello, como algunos que se precian de no decirlos y, en un cabreo, te sueltan un ‘hostia’ con tal saña que te dejan tiritando. Por el contrario, me parece que unos cuantos tacos bien dichos -con gracia y moderación- suponen tanto un refuerzo de la comunicación como un desahogo para la lengua.

Ahora bien, de ahí al uso que dan algunos a las palabras de dos rombos hay un abismo… El otro día escuché involuntariamente dos conversaciones telefónicas de un muchacho que me dejaron el oído supurando: a la primera interlocutora le calzó un ‘zorra’ por todo saludo y al segundo no paró de llamarle -en plan colegueo- ‘hijoputa’ y ‘cabrón’. Que más que con un amigo parecía que hablaba con cualquier político (a los que hoy en día se excusa llamarles de todo). El chaval se creería posiblemente muy moderno y muy enrollado, pero a cualquiera medio sensato nos pareció un garrulo de campeonato.

Y es que, puestos a tirar de diccionario, aunque sea para decir tacos, habrá que hacerlo con mediana precisión, no siendo que -por querer hacer la gracia- nos suelten un hostión.

Puñeteros jueves..  Buenos días!

24.11.2014

Posted on Actualizado enn

Por fin he decidido a qué quiero dedicarme.

Asesora política.

 

La semana pasada estuvimos en la oficina en plena campaña electoral. No es que hayamos decidido postularnos a la alcaldía ni nada de eso, es que mi compañera se presentó como representante de las familias en el Consejo Escolar del cole de sus hijas y, aprovechando que es una época fiscalmente tranquila, cambiamos nuestras labores habituales por la política de base: preparar discursos, diseñar propaganda, elaborar frases panfletarias y definir la estrategia apropiada para ser las más votadas.

 

Y me resulta apasionante!! En serio. Es una de las pocas situaciones en las que la vehemencia que me caracteriza no me mete en problemas ni resulta ofensiva, si no que sirve de guía.

 

Me ha encantado esto de hacer campaña… las tretas tras las cámaras, discutir las opciones, descubrir los movimientos del enemigo… pensar en modo Sun Tzu. Enciende en mí la mecha del estadista que siempre quise ser. Y pobre del que piense que este proceso era menor… nos iba en ello el honor!

 

Desgraciadamente hemos perdido: luchábamos a penas sin armas ni tiempo contra el poder establecido. Pero para eso está Machado, para recordar que no ha sido en vano, pues ya sabéis: lo importante es el camino (y lo que en él hemos aprendido) ¿pensarán lo mismo nuestros políticos?

Lunes. Camino de una nueva semana. Buenos días!

17.10.2014

Posted on Actualizado enn

En aras de esa comunión que encuentro yo entre la cocina y la política os contaré que el otro día descubrí en mí a toda una anarquista en el preciso instante en que me encasqueto un mandil.

 

Tenía por casa media coliflor y un montón de zanahorias así es que, consultando al Dr. Google y para regocijo de los republicanos, decidí preparar un pastel tricolor.

 

Pero es que mi vena desobediente debe estar hipervitaminada, porque no consigo jamás seguir al pie de la letra las instrucciones de ninguna receta. No es sólo que las cantidades y las especias las distribuyo a mi libre albedrío, si no que tengo que lidiar con dos genes que tengo dominantes: el exceso de pragmatismo y  la carencia de paciencia…

 

‘Cocer por un lado la coliflor y por otro las zanahorias’ ¡Venga ya! Al precio que pagamos la electricidad no se me ocurre encender dos veces la placa! ‘Pochar a fuego lento las cebollas’ ¡Sí hombre! Y termino la comida a lo hora de cenar! ‘Batir a mano la salsa’ Si Dios quisiera eso, no habría inventado la batidora!

 

Así me pasa, que no sabéis la afición que he cogido a cocinar en el microondas.  Clin! Y ya está!!

 

Clin! Y es viernes!

Clin! Buenos días!!

16.07.2014

Posted on Actualizado enn

Será por los avances, por el precio del dólar o por la presión asiática, pero me da la impresión de que, últimamente, el precio de la tecnología ha vuelto a dar un salto hacia abajo, no? Tengo un catálogo del hiper de turno entre las manos y los televisores, por ejemplo, están tirados. EBook, tablets y dispositivos de memoria igual, muy buenas rebajas.

 

Pero amigo, esto no significa que la pasta que te ahorras te la vayas a quedar… de eso nada! Ahora, cada cacharrito que te compras lo tienes que complementar: fundas, cables, soportes, altavoces, cargadores de mesa, de coche, bases de carga, pinchos, tarjetas, gafas 3d, guantes ‘touch’, batería externa, interna, a medio internalizar, extensión de garantía y hasta apartamento en la playa. Toma ya! Más gadgets que el inspector que los inventó. Ahora cambiar de móvil es lo de menos; tiene un coste X y ya está. Pero con los 10 de esto, 30 de lo otro y 15 de lo de más allá, incrementamos gradualmente el precio y, encima, sin protestar.

 

Nos engañan como a chinos (aunque esos no se suelen dejar engañar) y nosotros dando palmas por lo barato que nos hemos comprado el aparato… Os lo digo de verdad, si la política es el arte de tener entretener al pueblo a nivel gubernamental, imaginaros lo que es la ‘política comercial’ ¡!

 

Miércoles. La X de una semana caliente. Buenos días!!