puente

04.05.2015

Posted on Actualizado enn

Por más que queramos defender el individualismo, hay situaciones en las que acabas siendo una oveja más en el rebaño. No hablo ya de cómo nos pastorean los medios ni los gobiernos, que eso es otra mandanga; me refiero a que llega un puente, por ejemplo, y salimos todos danzando cual corderos.

 

Me he dado cuenta en estos tres días robados de mayo, quizás porque hacía mucho que no veía tanto jaleo…

 

Yo me cogí mi autobús a Málaga tan contenta y resulta que a 150 personas más se les había ocurrido tan feliz idea exactamente el mismo día y a la misma hora… Pues nada, tres autobuses para allá.

 

Ahora llega el momento de parar.

Área de servicio gigante en medio de la nada de las que, en los días de viento, sólo pasan por allí esas bolas rodantes del desierto (estepicursores, se llaman).

De repente, recién orillados de la carretera, una flota de seis autobuses que desembarca como si aquello fuera Normandía un seis de junio del 44 (pero sin bombas, vaya).

Allá vamos, 288 vejigas orinándose a la vez, 253 muertos de sed, 75 gilipollas bloqueando cada una de las puertas… Y mira que el área de descanso es grande y cuenta con tecnología punta: autoservicio con boles de fruta ya pelada, agua Evian de 750 ml y huesitos a 3,50€ (será por precio), amén de cualquier forma de ocio imaginable que pueda conectarse a la red eléctrica, ya sean tragaperras, sillones de masaje, medidores de índice de masa corporal (lo que antes eran básculas) y otras cuyo uso no comprendo.

Aún así todo está a reventar, la manada desperdigada viene y va. Increíblemente hay gente incluso paseando, cosa que suelo hacer yo sola porque lo común es que haya una multitud que no tenga claro el concepto de ‘estirar las piernas’ (los que salen del bus y se sientan).

Gente en las cajas, en las sillas de dentro, en las de fuera, en los pasillos. Gente debajo de las puñeteras piedras.

 

Y yo arrugando el ceño toda digna porque esto de ser ganado me repugna… Seré ovejita como los demás, pero al menos me doy cuenta de que el hacinamiento huele mal.

Lunes. Buenos días!

Anuncios

18.03.2015

Posted on Actualizado enn

No me lo puedo callar más. Os lo tengo que contar… No soporto al hombre que da el tiempo en la Uno por las mañanas. Martín Barreiro, se llama.

No digo yo que el chaval no sea un lumbreras; que se habrá sacado su carrera de física y sabrá leer los mapas de isobaras incluso mejor que las gitanas del romero las rayas de la palma de la mano. Tampoco le tengo tirria por haberme pasado por agua este puente de San José, porque entiendo que el muchacho es un mandao en lo que a las condiciones meteorológicas se refiere. La razón de que no le aguante es que se explica como un puñetero libro cerrado, es decir, FATAL.

Mezcla en una frase ininteligible las lluvias en el norte con el viento en el oeste. No sigue un orden ni geográfico ni lógico. Lo mismo te habla de agua de levante que de nieve en cotas bajas de la cordillera penibética. Su uso de los conectores es nefasto: ‘pero, sin embargo, luego…’ son añadidos a su discurso sin sentido gramatical alguno. Y después de prestarle toda mi atención cada mañana, lo único que consigo saber a ciencia cierta es si habrá niebla en las Pitiusas o no. Que eso lo dice siempre alto y claro ¡Arrrgggg!

Y esta nulidad para hacerse entender, que sería perdonable en un amigo o en un familiar, no lo es en un tío que se gana la vida -y estoy segura de que se la gana bastante bien- saliendo en la tele cada mañana para explicar el tiempo que nos va a tocar. Así es que a los puñeteros responsables del ente público les pido que el señor Barreiro siga si quiere interpretando mapas pero en la intimidad y que busquen algún meteorólogo que sea además, buen comunicador, que estoy segura de que los habrá… Un Maldonado, sin más. Gracias.

Feliz puente (a quien lo tenga y le guste la lluvia) y feliz resto de semana a los demás.  Buen miercoler-nes y buenos días!!

29.05.2014

Posted on Actualizado enn

Ayer volví a soñar en 16:9 y con títulos de crédito.

Era un sueño/película de acción. Había cometido un atraco (no sé si a un banco, esa parte no salía) y todo el metraje se centraba en la huida. Me reunía con mis numerosos compinches en distintos puntos de una Barcelona absolutamente onírica para recuperar el botín, repartirlo y fugarme pero, cada vez que parecía que estaba todo resuelto, nos avisaban de que se acercaba la policía! Y de nuevo a correr con disimulo por calles estrechas y empedradas, a cruzar puentes de hierro peatonales sobre un río de tonos púrpura y a localizar al siguiente contacto de la banda para encontrar la salida…

Cuando sonaron el despertador, el móvil y el reloj del baño por la mañana, lo que mi cerebro procesaba era que me acechaban las sirenas de tres coches patrulla, así es que en vez de despertarme, corría más desaforada… Al final abrí un ojo en el momento estelar de la probable detención y ahí sí que tuve que volar para llegar al trabajo, que para colmo salgo a la calle y el que también está volando es el helicóptero de la policía ¡Coño! ¿En serio me estará buscando?

Al final llegas cinco minutos tarde a la oficina, pero ni te molestas en explicarle a tu jefa lo que te ha pasado. Vanessa, tienes aspecto cansado. ¿En serio? ¡Qué raro! Serán las renombradas ojeras porque yo dormir, he dormido… Jueves. Buenos días.

18.12.2012

Posted on Actualizado enn

Sé que mi querida amiga Cristina aún confía en que algún día encuentre la princesa que llevo dentro y no es que yo quiera contradecirla, que ella de ser princesa sabe mucho… pero es que la debo llevar tan tan dentro, que no hay quién la haga aflorar. Porque para mí que las princesas de manual carecen de la habilidad que Dios me ha dado a mí para desparramarme el café por la pechera ¡! Que cada vez que entro en una tienda oigo un rumor de fondo: son los jerséis rezando para que no los compre! Y es que, para colmo, cuento también con una curiosa herencia genética de segunda generación por vía paterna: si me cae una mancha, la restriego; froto y froto -aún a sabiendas de cómo acabará el rifi-rafe- hasta que la pequeña gota se transforma en gran lamparón… Lo que os decía: de princesa creo que no hago carrera.

18 de diciembre. Hoy cumple 15 añitos el Aqualine de la Bahía de Tokio, el espectacular puente-túnel que une Kawasaki con Kisarazu y que discurre en parte por debajo del mar, tentáculo submarino y futurista para acercar lo que estaba distante. Me gusta. Y por cierto, Nuestra Señora de la Esperanza: felicidades a ellas que tan necesarias son. Buenos días!!!

12.11.2012

Posted on Actualizado enn

Hoy podría ser el día no del agua, si no de las cosas que están en ella -visto que el líquido elemento tiene por estos lares tantos detractores que dicen bañarse en gin-tonic-. Y es que hoy, además de cumplir 76 añitos el Puente sobre la Bahía de San Francisco que, en ese momento , fue el más largo del mundo y, en este momento, sigue conservando una silueta espectacular, también cumple años la primera fotografía tomada al monstruo del Lago Ness. Parece que fue un robado y no un posado porque al animalito no le gustan los retratos y a pesar de las hordas de periodistas y criptozoologos que lo han intentado, una foto así tipo póster, como las del puente, no la hay. Quizá gracias a eso aún mantiene el estatus de misterio y leyenda, lo que le sería imposible si fuera -como otros- semana sí, semana no portada del National Geografic… Ni para soñadores ni para vendedores de llaveros puede la lógica vencer al mito, que de algo hay que vivir.

Y esto nos lleva a la tercera y última cosa hoy que está sobre el agua, aunque poquito: tan solo 5 metros por encima está Tuvalu, el país-isla que hoy celebra su Día del Príncipe de Gales y que se gana la vida vendiendo dominios web terminados en .tv. Mientras Nessi se quede en Escocia y no dé un coletazo cerca de los atolones, la cosa no anda tan mal.

Lunes, 12 de noviembre. San Josafat ¿mande? San Josafat ¿De éstos hay fotos o son también una leyenda? Buenos días…