radar

16.07.2015

Posted on

A pesar de que las estadísticas dicen que los radares se hinchan a poner multas de tráfico por exceso de velocidad, hay una especie de ley universal por la cual, cuando vas con el coche y con prisa, se te coloca delante el único que no la lleva: el lento, el pasmao, el equivalente de cuatro ruedas a una puñetera tortuga. Y esto pasa SIEMPRE ¡!

Que yo lo cuento y me dicen que será que yo voy demasiado rápida; pero eso no es necesariamente verdad. Es cierto que, en ciudad, me gusta conducir con cierta agilidad y que valoro esa cualidad en los que llevo por delante; pero entiendo que cada cual pueda llevar un ritmo… Lo que no podré entender jamás es que ayer, por ejemplo, me tocara hacer 10 kilómetros en una carretera de 90 km/hora detrás de una furgoneta que me llevó todo el camino a 40!! Y sin posibilidad de adelantar!!!

¡Hombre por favor!
Repito.
¡Hombre por favor!

Eso no se hace. Si llevas la furgo averiada, pones las lucecitas naranjas y te apartas, si te mareas, paras y vomitas, si no encuentras el acelerador, paras y lo buscas… Me da igual el motivo. Eso no se hace. Coño, que llevaba una caravana larga como ella sola y encima el tipo sacaba y mecía la mano por la ventanilla!! Guapo, que llevas una furgoneta blanca matriculada antes del whatsapp, no un BMW!!  Cómo sería la cosa que yo creo que iba cargada de melocotones y acabaron hechos mermelada. No digo más.

El caso es, a lo que íbamos, que el universo tiene sus propias leyes de la enseñanza y la ironía, que suelen darte curiosas bofetadas: que tú llevas prisa, te freno; que quieres calor, te asfixio; que te pones morbosa, te despierto.

Y de esta manera los planetas mantienen el equilibrio.

Es jueves y la Virgen (del Carmen). Buenos días!

08.07.2014

Posted on Actualizado enn

Mi abuelo, ese que insistía en que mi vocación oculta era la de viajante (por los kilómetros de carretera que me meto al cuerpo sin pestañear) y que cogiera siempre las rotondas por el carril de fuera (lo que era una fuente constante de disputas entre nosotros), solía decirme también que debía ser un poco loba, por mi tendencia a elegir la noche para viajar.

Pero no es cierto que yo busque intencionadamente las horas de oscuridad; es que, cuando vives en Madrid y aborreces las caravanas, no tienes otra alternativa. Y no es que me apasione; como casi todo en esta vida tiene sus inconvenientes y sus ventajas… Aparte de evitar el tráfico para entrar o salir de la ciudad, en verano evitas además el aire acondicionado, que me va fatal y, si la vista no se te cansa -como es mi caso- vas en la gloria. Lo malo es el sueño que te pueda dar (aunque ese también asalta a la hora de la siesta) y un inconveniente muy original que descubrí el otro día: si conduces de noche y al fondo hay una tormenta eléctrica, tienes la desagradable sensación de ser cazada por todos los radares, porque cada rayo te parece el fogonazo de un flash…

El caso es que la combinación de noche, coche, música, kilómetros y soledad siempre me ha resultado atractiva; como si despertara al camionero que todas llevamos dentro. Un camionero que canta, que gusta de filosofar y que disfruta de esos momentos en que tu cabeza y lo que de ella brota es tu única compañía. Si no montas al aburrimiento de copiloto, puede ser un viaje genial… O será que mi abuelo tenía razón al final y es asfalto lo que me corre por las venas??

Martes, otra curva más en el camino de esta semana. Buenos días!

03.09.2013

Posted on Actualizado enn

No contenta con adoptar y dar su nombre a la estación de Sol, la compañía Vodafone -que está volcada con el Metro de Madrid- ha apadrinado también (imagino que por afinidad cromática), a la Línea 2 al completo colocando delante del nombre de cada estación su redondo logotipo, al que los no iniciados pueden confundir con el símbolo de Cercanías, y pensar que las obras veraniegas han dejado la líneaconvertida en un inmenso apeadero… Pero como a poco que piensen se darán cuenta de los presupuestos no dan para tanto, no creo que la cosa vaya a mayores, excepto para algún pobre despistado de los que se bajan en Atocha en lugar de en Atocha Renfe para coger el AVE.

Total, que a cuenta de esto ando yo por las esquinas cual publicista de la operadora de telefonía, buscando cosas rojas que puedan servir de soporte propagandístico; y ésta mañana las he encontrado: las señales de tráfico!!

Que digo yo que si le plantan un logo a cada prohibido el paso, a lo mejor la DGT no tiene tanta necesidad de calzarme a mi una multa por pasar el radar a 131, no? Porque ese ha sido el recibimiento que me han dado: una foto hecha a traición, por la espalda y la amabilidad de descontarme el 50% si pago sin rechistar. Y pagar he pagado, pero la pataleta facebookera no me la quita nadie, que por más que los de mal agüero se empeñen sigue siendo ito-ito (gratuito).

Martes y 3. Feliz día de la fundación para todos los sanmarinenses (si es que conocéis alguno), que Tráfico nos pille confesados y muy buenos días.