reciclado

28.01.2015

Posted on Actualizado enn

Ni relojes, ni cafés, ni películas. Los que han triunfado con la peculiar decoración publicitaria de mi túnel de vestuario particular (el ya famoso en estos pagos de la salida de metro Sol a la Mallorquina) son sin lugar a dudas los que anuncian el reciclado. En las paredes y el techo no tanto, que los han forrado de color amarillo pollo (pollo escaldado) con profusión de austeros mensajes en negro en los que anuncian las virtudes de utilizar los contenedores de colorines; pero en el suelo se han salido: lo han tapizado de césped mullido.

 

Desgraciadamente no es real, es un vinilo que asemeja una tupida alfombra de hierba; pero resulta tan inesperado y tan creíble que a un tris estuve ayer de descalzarme. Y creo que no soy la única; a juzgar por las caras de la gente, cualquier día los de seguridad van a tener que desalojar a los universitarios que vayan allí a tumbarse y repasar o a las familias que decidan organizar un picnic en ese lugar…

 

Una pena que el esfuerzo sea fútil para los lugareños, a los que reciclar no nos cuesta “dos segundos” como dicen los mensajes, si no “dos pares”… dos pares de intenciones porque los contenedores de colores no deben quedar bonitos en las calles turistables y, por tanto, tenemos pocos y a trasmano. Que digo yo que lo de las bicis está muy bien pero, además, podrían instalar en la acera contenedores subterráneos -que esos sí que son para siempre- para darnos a los vecinos la oportunidad de contribuir a la salud medioambiental de nuestra ciudad… Miércoles. Buenos días!!

Anuncios

02.10.2014

Posted on Actualizado enn

Ya he contado alguna vez la pasión que sentimos en mi oficina por el reciclaje del papel, que usamos los folios hasta que el blanco original no se ve. Lo que no sabíamos nadie es que, algunas veces, esta sana costumbre trae un plus de entretenimiento, como descubrimos ayer.

Ayer, al ir a fotocopiar no sé qué documento, descubrí que la trasera de la hoja era especialmente bonita y colorista. Resulta que era una reproducción de ‘Le Rêve’ de Picasso y, aunque ya conocía el cuadro, nunca me había fijado con tanto detalle en él…

El sueño, dice. Jejejeje. Y unas narices! Sí, sí, si la muchacha estará soñando, pero a ojos vista está con qué. Si lo miras en posición vertical, ya tiene algo de sospechoso dónde reposan sus manos, la sonrisa satisfecha y ese pecho que se le ha escapado del vestido pero, si giras la imagen 90 grados a la derecha ahí sí que se ve bien…

Lo veis? O es fruto de mi mente enferma? Como si de una ilusión óptica se tratase, donde parecía haber un ojo izquierdo de cara picasiana aparece clara(y erecta)mente un pene y donde antes había sonrisa ahora hay lengua juguetona que lo acaricia. Amén de las manos, que tienen un dedo de más, fruto probablemente de no parar de moverse ¡! Total, lo dicho, que Marie-Thérèse estaría soñando, vale; pero que el sueño era caliente y se masturbaba, también! Picasso tenía que ser!!

Analizar y disfrutar del arte. Alguien os había explicado antes ese beneficio del reciclaje? Pues ya lo sabéis… Jueves. Buenos días!

Le Rêve Picasso

15.11.2013

Posted on Actualizado enn

Pensaba yo celebrar la llegada del viernes y, con él, de nuestro merecido fin de semana con unas ocurrentes palabras que lo festejaran… pero la fiesta la he tenido yo en el trabajo con una mañana algo frenética (me voy a tomar el café a la una y cuarto) y me he dado cuenta de que el 15 de noviembre es, por lo visto, una fecha ampliamente celebrada a lo largo y ancho del planeta, así es que comparto con vosotros la variopinta lista, por si os viene bien alguna de ellas.

– Para la OMS es el Día sin Alcohol (que digo yo que ya es mala leche ponerlo en viernes, no?)
– Para los belgas el Día del Rey (aquí no creo que esté el horno monárquico para esos bollos)
– En Madrid la Romería de San Eugenio o de la bellota (que viene con refrán certero incorporado: “Abrígate, mi niña, pa San Eugenio, que El Pardo y la bellota traen invierno”)
– En Japón es el Shichi-Go-San, que consiste en vestir a los niños con trajes tradicionales e ir a dar gracias al templo (el equivalente patrio, para el que se anime, es ponerle al crío un vestidito de lagartera y presentarte así en la iglesia más cercana a encender unas velas)
-En Uruguay el Día de la Armada Nacional cuyo lema es “Llegar, Luchar, Vencer Siempre” (de lo que deduzco que no contemplan una victoria acordada, ni quedarse por el camino)
– En Brasil el Día de la Umbanda, una religión afrobrasileña que inició un sincretismo entre el catolicismo, los cultos afros, los cultos nativos y la doctrina espirita kardecista (personalmente para esto no estoy preparada)
– En Estados Unidos el Día del Reciclado, que viendo cómo siguen las calles de Madrid llenas basuras, sería lo mejor que podríamos hacer
– Y en el santoral católico es San Abibus de Edesa, venerado como el «vengador de los contratos incumplidos» (¡Acabáramos!, este es el que más trabajo tiene)

En fin, qué queréis… es viernes. V-I-E-R-N-E-S. Feliz fin de semana y buenos días!

05.03.2013

Posted on Actualizado enn

Yo entiendo que tengo una relación neurótica con el papel que, en muchas ocasiones, pone de los nervios a los que me rodean, al menos a los que no he logrado ganar para mi secta… Pero no puedo (ni tampoco quiero) evitarlo. Las consignas son: ‘usar un folio en blanco es el último recurso’ y ‘una hoja sólo se tira cuando ya hemos escrito en todas sus partes, incluido el canto; de tal manera que -en el hipotético caso de que ésta se escurriera- gotearía tinta’. Que se lo digan a mi querida compañera que, en su primer día en la oficina casi pierde la vida por no saberlo… Afortunadamente ya es miembro del club y aprovecha el papel como si se estuvieran extinguiendo los leñadores sobre la faz de la tierra…

Con estos antecedentes, os podréis imaginar que yo reciclo. Me siento mejor cuando todo ese papel que no ha habido más remedio que gastar acaba en el contenedor azul y me GUSTA saber que un día puede volver a mí en forma de periódico o de libreta morada… Pues ahora resulta que no tengo contenedor azul ¡¡¡!!! Y convivo, desde hace días, con una caja de cartón del tamaño de un morlaco llenita hasta los topes de más y más cartones. Quién desconfiaba de la Justicia Divina?

Martes y Día de la Cincomarzada en Zaragoza (la típica fiesta que no te olvidas de cuando cae), además de Día del Misionero en Tahití. Cuidadito cómo celebráis esto último. Buenos días…