Sevilla

05.08.2015

Posted on Actualizado enn

Sé que la Navidad es la época en la que la mayoría de la gente saca su nostalgia a pasear, pero yo soy un poco rarita para esto de las fechas y a mí suele ser en verano cuando me da…

Veo el paisaje desde una ventanilla y se me inunda la cabeza de recuerdos de mi infancia y mi adolescencia: los viajes interminables, los pueblos en los que parábamos por costumbre a desayunar, el caos sistemático al cruzar Sevilla… Son recuerdos buenos, bonitos, que me sacan la sonrisa, pero que dejan también un punto de hiel: el saber que son tiempos pasados que ya no van a volver.

He ahí, la nostalgia.

Y aunque el presente sea mi bandera, ni renuncio ni reniego de lo que fueron aquellos años; tan fáciles de rememorar para quienes los hemos vivido y, a la vez, tan difíciles de poner en palabras. Por eso, hoy quiero compartir una pincelada de recuerdos con la ayuda del Señor Delafé, que ha logrado -en una canción- resumirlos tan bien.

Podéis escucharla y dejar que os transporte porque esto es la canción del verano.

Esto es la canción del verano… de 1984

“Sangría congelada, paella marinera,
melón, carajillo y popeye de limón”
(…)
“Colchonetas, flotadores, motos de agua, motos de baja cilindrada dando la lata, brisa placentera, mediterráneo, calma, siesta, la abuela también duerme la siesta”
(…)
“Jefe!! Póngame… un pollo al sacúdame la arena, pelo enredado, novela negra, niño perdido llorando entre el gentío, Alberto ¿Dónde coño te has metido?”
(….)
“Los que tienen categoría -y los que no también- bailamos la conga por que…

Esta es la canción del verano y es que esta es la canción de verano de 1984”

 

Y buenos días de verano… 31 años después.

11.04.2014

Posted on Actualizado enn

Pues estaba yo preocupada este año por los sevillanos; que a mí eso de que las vacaciones vengan tardías me viene bien porque es más probable que haga buen tiempo, pero digo ¿y a éstos? ¡Se les va a juntar la Feria de Abril con la Semana Santa! Con el follón que puede ser eso: que van a acabar afónicos de mezclar saetas con sevillanas, las risas con las lágrimas. Ya les veía escondiendo la peineta y el clavel bajo el caperuzo, poniéndose el traje de volantes en una cabina, como Superman la capa; sacando a la Macarena de finos por el recinto ferial y luciendo en la grupa de un caballo a la Esperanza de Triana ¡!

Pero tanto descaliento por mi parte ha resultado completamente infundado: por lo visto se han reunido los cofrades y los de las casetas con los hosteleros y han determinado -visto que las fechas de procesiones ya estaban cerradas- que porque celebren la Feria de Abril en mayo, no pasa nada; que es el mejor método para conservar turistas y que, aunque sea en Andalucía, la pela manda.

Y es que en este país, no hay que olvidarlo, la hostelería mueve montañas. En estas fechas en concreto, manejan a su antojo el mapa del tiempo y no reconocen que se espera lluvia hasta que tenemos todos ya el pie fuera de casa, que para lograr una predicción certera hay que consultar la página del tiempo de Francia ¡!

En fin, con lluvia o sin ella los días de merecido descanso ya están aquí y, aunque mis vacaciones serán cortitas, el gato me ha pedido toda la semana; así es que El Alféizar blog echa estos días la trapa, no sin antes desearos una muy feliz Semana Santa y un puñado de buenos días a distribuir a demanda. Que ustedes lo disfruten.