sorteo

10.12.2012

Posted on Actualizado enn

Se supone que Carlos III la trajo a España para financiar hospitales y hospicios, pero yo sospecho que lo hizo para dar un sueño incluso a aquellos que no saben soñar: previo pago de su importe puedes hacerte la ilusión de llenar la bolsa de las monedas por arte de birlibirloque… al menos hasta que se celebra el sorteo.

Y es que la lotería llegó a España un 10 de diciembre de 1763 sin saber si etimológicamente proviene del alemán ‘lot’ (suerte) porque es lo que deseamos en los juegos de azar o del italiano ‘lotta’ (lucha) porque se trata de una pelea entre la suerte y cada jugador; una guerra sin batallas en la que la única arma es cruzar los dedos.

En cualquier caso, parece claro que las claves las tienen el azar, la ilusión y la buena o la mala estrella que creemos tener cada cual, como bien saben los publicistas que llevan años colándonos en los spot al calvo misterioso que soplaba números desde la palma de su mano, las fábricas de los sueños y, este año, los cazadores de ilusiones. A la vista está que juntar en una sola frase ‘lotería’ y ‘Navidad’ nos conduce irremediablemente al reino de la fantasía ¡!

Dicho esto, no perdamos de vista que soñar también puede ser gratis, incluso cuando la bolita salta a otro número de la ruleta o el dado cae por la cara mala… Felices sueños. Buena suerte. Buenas noches.