sucesos

22.12.2015

Posted on Actualizado enn

Tengo la manía de ver sólo un telediario al día. Por la mañana, para salir de la cama, suenan un par de alarmas y se encienden la cafetera y la tele con el volumen un poco fuerte; así -entre el olor a café y a noticias- me es más fácil volver del mundo de los sueños al de los currantes de lunes a viernes.

 

Por tanto, el noticiario que suelo ver es el mañanero de TVE 1 que dura 30 minutos, no incluye sucesos, y repiten íntegro dos o tres veces. Conozco su estructura de memoria (cabecera, nacional, internacional, el tiempo, deportes y variedades) además de la duración aproximada de cada bloque. Por eso esta mañana me he dado cuenta de que, efectivamente, hoy empieza la Navidad o al menos las vacaciones han llegado a las redacciones…

 

Para empezar, he tenido que mudarme al canal 24h porque en la Uno estaban en el especial adoración al bombo y para seguir porque le deben de haber dado vacaciones a media plantilla y todo el contenido del informativo se ha reducido a: 30 segundos de la frase de turno de cada líder político sobre los gobiernos futuros, 30 segundos del rifi-rafe en la cumbre del Mercosur, 19 minutos de topicazos sobre los previos al Sorteo de la Lotería, 8 minutitos de información deportiva (que esos periodistas no se deben ir de vacaciones por más que los equipos les inviten a comidas de Prensa) y 2 minutos del nuevo video-clip de Bloc Party. ¡¡Ole con las noticias!! ¡Vivan las fiestas!

 

Vamos, que entre la tele, el calendario que lleva hoy en la frente un copo de nieve y que me he cruzado esta mañana varios pastorcitos y algún ángel de unos 70 centímetros puesto de pie, el problema de descentramiento que os comentaba el viernes ha empezado a desaparecer. Justo ahora que el culebrón postelectoral se pone interesante! En fin, no me quejaré, que estoy segura de que nos vamos a cansar de hablar de pactos cuando pasen los Reyes. Me callo y digo lo que repetía a modo ensayo el pastorcito “¡Vaya, qué frío hace!”

 

Martes. Invierno. El gordo. Los premios, los pactos, los bombos, los hiatos y los diptongos están en el aire. Ya queda poco… Buenos días!

05.12.2014

Posted on Actualizado enn

Que una persona mate a otra en un acto de violencia injustificada hace malo al que mata, no bueno al que muere. Y esto, que es un axioma en mi sistema de ordenación moral, me sirve tanto para policías yankees, como para hinchas fanáticos de una orilla u otra del Manzanares, como para cualquier desdichada noticia de la sección de sucesos.

El muerto es la víctima por el mero hecho de morirse, no porque tenga necesariamente que ser un santo. Ser objeto de un acto desalmado no anula los que uno mismo haya podido cometer.

Pero por algún extraño vicio, los humanos tendemos a beatificar a aquellos que guardamos en los féretros; especialmente si gozan de unos cuantos minutos en el telediario….

En fin, que es viernes de fin de semana largo y probablemente no sea el día para tales reflexiones, pero me calienta tanta pamplina como escucho a diario y tenía que soltarlo. En realidad sólo pretendía desearos un feliz descanso. Buenos días.