suerte

16.01.2014

Posted on Actualizado enn

Ahora que ya es a toro pasado y antes de que nos vuelva a ocurrir el evento me pregunto ¿qué hacéis con las figuritas del roscón?

Es que nunca he comprendido muy bien la afición popular por que te toque el dichoso regalito; me parece más un fastidio que un premio. Para empezar, el hueco que dejan te deja casi sin ración y para seguir, suelen ser figurillas de dudoso gusto estético (un Gaspar medio tuerto, un caballito, un coche de bomberos…) cuya temática inconexa las excluye de cualquier aplicación. Para colmo, están esculpidas con poca gracia en resina o porcelana basta que, si no prestas mucha atención a lo que te llevas a la boca, te pueden destrozar algún diente, no las inventaría un protésico dental??

Pero lo peor de todo es el día después: el 7 de enero ¿qué haces con la dichosa figurita? Te da mal rollo tirarla pero, ¿dónde la pones? Hace años, aunque estorbaban igual, al menos eran pequeñas artesanías de cristal que quedaban fenomenal en alguna vitrina del salón hasta que algún plumero inmisericorde se las cargaba. Pero ya hace mucho que esos adornos finos son historia así es que, en mi familia, tradicionalmente, se pasan un tiempo estimado de entre una semana y un mes rodando por la cocina, incordiándote cada vez que coges una taza hasta que alguien se harta y -tentando a la suerte- la tira o las escondes en el famoso cajón de ‘dónde-coño-meto-esto’, que suele haber en todos los hogares con la esperanza, probablemente, de que se disuelvan solas entre la maquina de sudokus, las gafas que llevas años sin ponerte y esos estuches de manicura que nunca has comprado pero de los que tienes 4 o 5 siempre.

Así es que, quede como sugerencia a los obradores, regalos más pertinentes: unas monedas, un bombón, unas muestras de colonia o incluso unas perlas falsas para hacernos unos pendientes… Jueves, buenos días!!

19.04.2013

Posted on Actualizado enn

Ayer, según salí del trabajo, pisé un chicle; uno que debía llevar horas al sol porque estaba a un punto de caramelo absolutamente asqueroso. En ese momento pensé con el lado positivo ese tan de moda: bueno, me voy quedando pegada a la acera, pero al menos trae suerte… Ah no! Que eso es cuando pisas una mierda!! Y para qué diría yo nada, porque me metí en el parque a limpiarme la suela con el científico método de restregarla contra la tierra, cuando descubrí que la tierra marrón a manchas no era sólo tierra, si no que estaba abonada de excrementos caninos… Sólo me faltó encontrar el trébol de 4 hojas y frotarle la espalda a Quasimodo, vaya. Lo cierto es que, supersticiones al margen y descontando la lotería, siempre me he considerado una persona con suerte, sin romper la estadística, pero afortunada; así es que si ensuciarme la suela del zapato de vez en cuando es el precio que tengo que pagar por ello, no me parece tan cara la providencia…

San Viernes Bendito Cuantotequiero otra vez y 19 de abril. Hace 38 años que la India lanzó su primer satélite artificial, el Aryabhata que tras cuatro días en órbita, se escacharró y, a los cinco días, desapareció en el espacio infinito. Quizá pensaron que qué mala suerte habían tenido, pero seguro que lo que pasó es que el ingeniero responsable esquivó esa mañana la plasta de alguna vaca sagrada. Así es que ya sabéis: el truco está en no mirar tanto dónde ponemos los pies. Muy buenos días…

10.12.2012

Posted on Actualizado enn

Se supone que Carlos III la trajo a España para financiar hospitales y hospicios, pero yo sospecho que lo hizo para dar un sueño incluso a aquellos que no saben soñar: previo pago de su importe puedes hacerte la ilusión de llenar la bolsa de las monedas por arte de birlibirloque… al menos hasta que se celebra el sorteo.

Y es que la lotería llegó a España un 10 de diciembre de 1763 sin saber si etimológicamente proviene del alemán ‘lot’ (suerte) porque es lo que deseamos en los juegos de azar o del italiano ‘lotta’ (lucha) porque se trata de una pelea entre la suerte y cada jugador; una guerra sin batallas en la que la única arma es cruzar los dedos.

En cualquier caso, parece claro que las claves las tienen el azar, la ilusión y la buena o la mala estrella que creemos tener cada cual, como bien saben los publicistas que llevan años colándonos en los spot al calvo misterioso que soplaba números desde la palma de su mano, las fábricas de los sueños y, este año, los cazadores de ilusiones. A la vista está que juntar en una sola frase ‘lotería’ y ‘Navidad’ nos conduce irremediablemente al reino de la fantasía ¡!

Dicho esto, no perdamos de vista que soñar también puede ser gratis, incluso cuando la bolita salta a otro número de la ruleta o el dado cae por la cara mala… Felices sueños. Buena suerte. Buenas noches.

13.11.2012

Posted on Actualizado enn

Ya me puedo acostar: ya he aprendido hoy una cosa más: afortunadamente (aunque sólo sea por no tenerla que nombrar) no padezco de Trezidavomartiofobia. Vamos, que hoy es martes y trece y me acabo de enterar; cosas de vivir a ratos en la inopia, donde el calendario y el horario no se estilan…

Y es que coinciden el martes, el día que cayó Constantinopla, en el que en Babel tuvieron que pedir traductores; el día del dios de la guerra, el del planeta rojo de la sangre y la violencia… con el sospechoso número 13 que despierta un terror irracional -en caso de miedosos cristianos- porque el 13º apóstol era Judas, el traidor; o para los seguidores de la cábala porque se enumeran 13 espíritus malignos o para los vikingos porque en una cena de dioses en el Valhalla, Loki, el espíritu del mal, era el 13° invitado o para los tarotistas porque es la carta de la muerte… el caso es que, entre unos y otros, hay más triscaidecafobos de los que imaginamos, porque en muchos aviones no hay fila 13, ni planta 13 en los hoteles; bueno, de hecho en Madrid hay muchos hoteles que de la 6ª o la 7ª para arriba ya no tienen ninguna ¡!

En fin, que con la sal a mano y tomando las precauciones básicas para hoy (ni casarnos, ni embarcarnos), si tenemos la suerte de cara, nos enfrentaremos mañana a un miércoles 14, que de ese nadie dice nada y a saber… Buenos días!!