X

10.06.2015

Posted on Actualizado enn

Me vais a llamar pesada, pero tengo la necesidad desatada de hablar de hormigas otra vez esta mañana. Como este año hay tantas y me he pasado recientemente cuatro días de convivencia con ellas, tengo inquietudes y aventuras nuevas que contar…

Entiendo, por ejemplo, a las que se cuelan por cualquier resquicio de la cocina para llegar hasta el azucarero; puedo llegar incluso a comprender a las que escalan el bote de la sacarina liquida para acabar flotando en ella (son golosas, pero más de cuidar la dieta); y, si me aprietan, hasta puedo ser tolerante con las que merodean la puerta del microondas para zamparse algún resto adherido a él, pero las del baño? En el cuarto de baño qué coño esperan comer?? Joder, que las hay por el suelo y el otro día vi tres rondando un bote de crema… ¿Acaso alimenta el Q10 ese que no sé ni lo que es?

Pero lo que ya me mosquea sobremanera es esa hilera interminable que recorre la cochera o un desván donde lleva meses sin pisar un alma. Ahí que coño pintan? Hay acaso un tesoro escondido en forma de migajas?? Lo digo porque si es así, en una noche de esas que llegas muertita de hambre a casa y no encuentras nada apetecible en la nevera, igual no es mala idea seguirlas, a ver de ahí qué se llevan.

Aunque por dónde ya sí que no paso es por que me muerdan ¡A mí! ¿En qué quedamos? ¿Son depredadoras o carroñeras? ¿Les va el goloseo o el canibalismo? Me desconciertan. Si no tienen dientes… ¿¡con qué coño aprietan!?

El caso es que cada vez tengo más desarrollado el ‘instinto hormicida’ (como muy bien lo bautizó mi querida Mati) y que mis remordimientos se desvanecen en la palabra defensa. Esperemos que no me dé por hacerlo con todo el que me muerda ;

Miércoles (X) Buenos días!

21.05.2014

Posted on Actualizado enn

Reconozco que con mis hermanas no soy nada objetiva. Para mí son las más guapas, las más listas y las que lo hacen todo mejor… Bueno, o eso creía yo hasta que el otro día oí a la mayor tocando la flauta… Madre-del-amor-hermoso!! Se nota que mi padre nunca ha querido perros en casa: la niña perroflauta no es.

Menos mal que parece que el angelito puede ser competente en otros campos, porque desde luego con la flauta, no saca ni para pipas ¡! Tenía que aprenderse para el cole la melodía de Titanic y, aunque empezaba bien, al llegar al Do, el instrumento chirriaba de tal manera que saltarían voluntariamente al helado océano la mitad de los pasajeros. Ya le he explicado, con el tacto que me caracteriza, que si seguía por ese camino no habría trasatlántico que se le resistiese, que haga el favor de practicar en casa de su peor enemigo y que en su vida se le ocurra aparecer por Hamelin, que la curten.

Y es que por más que las pasiones nos embarguen y nos nublen la vista cuando nos tocan lo nuestro, a veces es bueno hacer un ejercicio de objetividad. Es casi obligatorio en estos días que los equipos de fútbol y los partidos políticos copan la cartelera; para no perder de vista el refranero y ser capaces de ver vigas en lo propio amén de pajas en lo ajeno.

 

Y hasta ahí voy a llegar, que yo también sé de lo que peco y en pajas y vigas no quiero entrar ¡bastante mojada he llegado a la oficina hoy ya! Es miércoles (X), qué le vamos a hacer. Buenos días…

19.05.2014

Posted on Actualizado enn

Alguno recordará que hace un par de semanas andaba yo más feliz que una perdiz porque, contra todo pronóstico, había dormido a pierna suelta en un autobús… Pero como no hay ciencia exacta ni regla sin su excepción, esta noche -que la he vuelto a pasar sobre ruedas- me ha cambiado completamente el cuento: en lugar de estar sola como Rapunsel en su torre, me he sentido más espachurrada que Blancanieves compartiendo la cama con los siete enanitos; solo que el mío era uno solo y de enanito no tenía nada (nada a la vista, al menos).

Me ha tocado por compañero de asiento un chaval grande como una montaña por el que estoy seriamente preocupada: su temperatura corporal no era normal. Lo sé porque como él era enorme y yo no peco de pequeña, el 15% de mi cuerpo (tomado verticalmente y por el lado derecho) ha estado continuamente en contacto con el 20% del suyo (también tomado verticalmente, pero del lado izquierdo), de tal manera que al amanecer esta mañana en Méndez Álvaro, nos habíamos fusionado. Sí, sí, unidos por el costado; siendo el primer caso conocido de siameses nacidos de distinta madre y en distinta fecha ¡! Creo que lo van a publicar el mes que viene en el Skeptical Inquirer…

No, ya en serio; hacedme caso que yo he visto muchos capítulos de Expediente X y sé que el calor d el cuerpo de ese muchacho podría dar lugar en cualquier momento a una combustión espontánea y la cantidad de líquido que desprendía por la sudoración ha podido licuarlo. Vamos, que para un día que me abrigo requetebién, el conductor pone la calefacción a toda mecha y me instalan en el asiento contiguo una caldera… una caldera de vapor!!

Lunes y San cubo de Rubik. Eso es lo que veo yo hoy en cuanto parpadeo: cuadraditos de colores! Muy buenos días…

08.01.2014

Posted on Actualizado enn

Aunque aún quede mucho por pulir, su aspecto no sea el que yo había soñado y tenga que ir cambiando cosas a golpes a medida que voy aprendiendo, creo que ha llegado el momento de hacer público el proyecto: aquí está por fin el dichoso blog.

No es más que el territorio que ya hemos recorrido, la recopilación de muchos días de saludos mañaneros ordenados por la fecha en que se escribieron. Sólo siento que en el traslado los he dejado huérfanos porque no he podido llevar con ellos vuestros comentarios, que son los que le aportan sentido y color a esos ‘artículos’ del blog. Pero ahí los tenéis, con la ventana más abierta que nunca a quien tenga algo que objetar o aportar, a quien quiera acompañarme en este espacio que aún se me hace raro aunque no sea ya tan extraño, a quien quiera mirar el mundo o que el mundo le mire…desde el alféizar.

Total, que cambia un poco el medio pero no el entero: seguiré poniendo en negro sobre blanco mis desvelos y seguiré en facebook: el alfeizar blog tiene allí su espejo, que irá reflejando todo esto. Nada me alegraría más que os suméis a este proyecto de rumbo incierto, porque ¡qué coño! a veces los barcos que no saben muy bien hacia donde navegan son los que acaban descubriendo un mundo nuevo.

8 de enero y miércoles; ya sabéis, la X, la duda de nuestra ecuación… Buenos días desde el Alfeizar blog!!

06.11.2013

Posted on Actualizado enn

X!! Xilófonos en xerografía!!
Buenos días…

Miercoles